Coloca GDF mesas de día de campo en 20 de Noviembre

A través de adecuaciones balizadas sobre el asfalto, la Autoridad del Espacio Público quitó tres carriles a los vehículos para dar preferencia al peatón.

Ciudad de México

La avenida 20 de Noviembre luce un nuevo diseño. Sus carriles fueron invadidos por sillas y mesas multicolores y macetas, como parte del programa de la Autoridad del Espacio Público para dar preferencia al peatón.

A través de adecuaciones balizadas sobre el asfalto, la Autoridad del Espacio Público quitó tres carriles a los vehículos y los pasó a los transeúntes como parte de un programa piloto.

Milenio realizó un recorrido en automóvil y observó que para atravesar de Izazaga hasta la Plancha del Zócalo, aproximadamente 800 metros, se llevan 10 minutos.

El proyecto lleva por nombre micalle, informó Dhyana Quintanar, coordinadora general la Autoridad del Espacio Público (AEP), órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Urbano, quien añadió que la transformación contempla crear islas peatonales y permitir zonas de descanso para una circulación cómoda y segura para los transeúntes.

"El plan consiste en mantener dos carriles de circulación vehicular, con bahías de ascenso y descenso para regular el transporte público y privado; incluye, la implementación de una ciclovía", expuso.
"El proyecto piloto #micalle Av. 20 de Noviembre redistribuye el espacio público dando prioridad al peatón para que recorra en forma cómoda el primer cuadro del Centro Histórico de la Ciudad de México".

Las adecuaciones tienen áreas de ascenso y descenso a lo largo del trayecto y una de ellas se ubica justo frente a la oficina del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, espacio donde no se puede estacionar cualquier vehículo.

Quintanar reiteró que el espacio intervenido forma parte de una zona emblemática como es el Primer Cuadro, que resguarda inmuebles de valor histórico.

Con micalle el GDF ganó 2 mil 730 metros cuadrados mediante la coloración del pavimento que separa el asfalto de las zonas peatonales, en las que ya se cuenta con mobiliario urbano, macetas y vegetación, que contribuye a una mejor convivencia y el disfrute del corredor.

En la planeación del proyecto, como informó Milenio, participaron especialistas de Bloomberg Associates, responsable de la transformación de calles en la Ciudad de Nueva York.

"Se trata de crea un vínculo entre la ciudad y sus habitantes al abrir las calles a la gente y redistribuir el espacio público para la circulación ordenada de peatones, ciclistas y automóviles, con lo que se fomenta una conexión entre las personas y la CDMX, su entorno e historia", expuso.

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la SEDUVI y la AEP, refrendan su compromiso de mejorar el espacio público y fomentar una sana convivencia entre las personas para construir la Capital Sustentable que todos merecemos.