Perredistas buscan que policías con carrera dirijan SSPDF

Los candidatos a jefe delegacional, José Luis Muñoz, y a diputación local, Alejandro Fernández, proponen que los altos mandos estén a cargo de policías con méritos académicos y experiencia en calle.
Una mujer se hace pasar por policía en Torreón para extorsionar a comerciantes de Moroleón en la Expo Feria.
(Cuartoscuro)

Ciudad de México

Los candidatos a jefe delegacional, José Luis Muñoz Soria, y por una diputación local, Alejandro Fernández, buscan que los altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública, sean ocupados por policías de carrera (con méritos académicos y experiencia en calle).

Los aspirantes perredistas propusieron lo que ellos nombraron la agenda 33 que consta de cinco puntos, considera que los altos mandos en la Secretaría de Seguridad Pública, incluido su titular, sean ocupados por policías de carrera, formados y entrenados, que se establezca un tabulador de recompensas, además de crear un sistema de seguridad social específico y representaciones vecinales en coordinación con los policías para prevenir el delito y ofrecer vigilancia.

“Se traduce en cinco iniciativas concretas que llevaremos también a la Asamblea Legislativa de la mano del trabajo en la demarcación”, puntualizó Fernández y añadió que se debe apostar  a “dar mayor atención a quienes arriesgan la vida para que tengan un mejor nivel de vida”.

Aseguró que esta agenda 33 significa el principio de la transformación en la seguridad para todas las delegaciones en el Distrito Federal, porque la apuesta es la territorialización”, la cual se traduce en generar un mayor vínculo de la policía con la sociedad.

Al respecto Muñoz Soria planteó la necesidad de generarles mejores espacios laborales, atender su seguridad social, sus condiciones de trabajo,  y su relación con los ciudadanos.

Como primera propuesta, abundó, es que los cargos, incluyendo el Secretario de Seguridad Pública, las subsecretarías y las direcciones generales puedan ser otorgados a policías de carrera, aquellos que, con su actividad cotidiana, puedan llegar a esas responsabilidades con la experiencia de años de labor.

La segunda propuesta refiere la profesionalización de todos y cada uno de los policías y considera fortalecer la educación y el entrenamiento de mayor calidad para los integrantes de la SSPDF; a través de esa profesionalización, se impulsa el sistema de ascensos y recompensas.

Dentro de la propuesta hecha por los candidatos es la creación de un Hospital de la Policía Capitalina, en el que se atienda a los más de 100 mil elementos y sus familias, que calculan son más de 500 mil para que  tengan posibilidad de un servicio medico directo y específico.

Los aspirantes perredistas coincidieron por  fortalecer la figura de policía de barrio, de proximidad, en la que los jefes delegacionales y vecinos establezcan la presencia policial en tiempo y espacio, donde los consejos ciudadanos de prevención de delito por colonia y las jefaturas delegacionales decidan horarios y espacios específicos de la presencia policiaca.

Además de la  creación de la Policía de Reacción Delegacional, que se enfocará en  tareas específicas de seguridad y la implementación de la Policía Cívica, encargada de las tareas de prevención de la cultura cívica y atención de las faltas administrativas.