Los plantones de la CNTE en la CdMx

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación montó un campamento en la calle de Bucareli. Esta es la tercera ocasión en la que montan un plantón por tiempo indefinido.

Ciudad de México

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) montó un campamento por tiempo indefinido en avenida Bucareli, frente a la Secretaría de Gobernación, como parte de un nuevo paro en contra de la reforma educativa.

Ésta no es la primera ocasión que los profesores de Michoacán, Guerrero y Oaxaca principalmente, organizan un plantón en la Ciudad de México para intentar echar atrás la reforma que los obliga a someterse a una evaluación de desempeño.

2013: campamento en el Zócalo

El 1 de mayo de 2013, los maestros de la CNTE participaron en la marcha conmemorativa del Día del Trabajo.

Amagaron con instalar un campamento en el Zócalo, pero tras negociar con el gobierno local pusieron sus tiendas de campaña y lonas a la Plaza Tolsá, enfrente de Palacio de Minería.

El 8 de mayo se movieron al primer cuadro de la Ciudad y se quedaron ahí durante cuatro meses, en los que tomaron simbólicamente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, marcharon hacia el Senado, la Cámara de Diputados y la Secretaría de Educación Pública; además se enfrentaron con policías en diversas ocasiones.

El 13 de septiembre, el gobierno federal les dio un ultimátum para desalojar el Zócalo. Los docentes se opusieron y, durante el operativo de desalojo detuvieron a 29 personas y 11 policías resultaron heridos.

Pero los maestros no regresaron a sus estados de origen. Se instalaron en la explanada del Monumento a la Revolución y ocuparon avenida De la República. La circulación estuvo cerrada hasta el 23 de diciembre, cuando granaderos replegaron el campamento para que los profesores solo estuvieran en la Plaza de la República.

2014 y 2015: el plantón de Revolución

El 5 de enero de 2014, nuevamente los granaderos compactaron el campamento instalado en el Monumento a la Revolución, obligando a los docentes a instalarse en la parte poniente de la explanada.

Para retirar el plantón, las autoridades capitalinas utilizaron maquinaria pesada y personal de limpieza.

Para febrero de 2015, un grupo de profesores llegó a la Plaza de la República para reforzar y ampliar el campamento, por lo que colocaron casas de campaña en la parte frontal, donde se les había prohibido instalarse.

El 1 de junio, los maestros iniciaron un paro de labores a nivel nacional. El 17 de ese mes, 70 por ciento de los disidentes que estaban en el plantón regresaron a clases con el fin de concluir el ciclo escolar y, posteriormente, se rotarían para mantener tomado el lugar.

En septiembre, las autoridades capitalinas limpiaron el Monumento a la Revolución aunque aclararon que no era para desalojarlos, sino que los profesores pidieron el retiro de algunas lonas y carpas. Dos meses después, sólo quedaba 20 por ciento del plantón.

2016: dejan Revolución y se van a Bucareli

El 8 de enero, después de dos años y cuatro meses, personal de la delegación Cuauhtémoc retiró el plantón.

Con marros, barretas y palas, alrededor de 50 trabajadores de la delegación derribaron madera, tubos, lonas y lazos de las tiendas de los maestros. Al lugar llegó personal de Comunicación Social de la demarcación para convencerlos de retirar las últimas tiendas que quedaban en el poniente del Monumento a la Revolución. 

El 15 de mayo, los profesores de la CNTE regresaron a la Ciudad de México con motivo del Día del Maestro. Marcharon desde las instalaciones de la Escuela Normal hasta la Secretaría de Gobernación, donde montaron un campamento de forma indefinida.