Plaga destruye arbolado de Masaryk

La plaga conocida como muérdago, que invade el follaje del árbol y se come sus nutrientes, fue detectada por la Autoridad del Espacio Público en el arbolado de la avenida Presidente Masaryk.
Esta plaga, conocida como muérdago, invade el follaje del árbol y se come sus nutrientes, permitiendo que hongos, bacterias e insectos maten al árbol.
Esta plaga, conocida como muérdago, invade el follaje del árbol y se come sus nutrientes, permitiendo que hongos, bacterias e insectos maten al árbol. (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Una plaga que quita el agua, sales minerales y carbohidratos de los árboles está destruyendo el arbolado de la avenida Presidente Masaryk, ubicada en la colonia Polanco.

La plaga fue detectada por la Autoridad del Espacio Público (AEP) y especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y de la Procuraduría Ambiental y del Reordenamiento Territorial (PAOT), quienes llevaron expertos para tratar de aplicar un programa de saneamiento.

Conocida como muérdago, esta plaga que invade el follaje del árbol y se come sus nutrientes, permitiendo que hongos, bacterias e insectos maten al árbol. De acuerdo con la Secretaría del medio Ambiente, esta plaga extermina un árbol en sólo un año.

La Secretaría del Medio Ambiente considera al muérdago como un problema serio que ha afectado el arbolado en los últimos 35 años y ahora es considerada una de las plagas más sobresalientes que invaden numerosas especies arbóreas, cubriendo en algunos casos casi la totalidad de sus copas y dañándolos severamente.

Ante ello, las autoridades determinaron iniciar trabajos preventivos y correctivos como poda de algunos árboles, lo que evita que la plaga se disperse.

También, la AEP, la Seduvi, la PAOT y la Secretaría del Medio Ambiente, en coordinación con el INIFAP, realizarán un censo para conocer qué otro tipo de plagas o insectos dañinos hay en el arbolado y para saber cuántos están afectados.

"Los elementos afectados por muérdago presentan un cambio de color en sus hojas naturales, es decir, que una vegetación con un verde intenso sobresale de la pigmentación original de las especies que fueron invadidas, lo que genera que se sequen las ramas en un principio ya que el deterioro va en aumento", indicó la Autoridad del Espacio Público.

"Al paso del tiempo esta plaga avanza por el tronco y el muérdago es capaz de contaminar a otras especies que se encuentran cerca y comienza su expansión", dijo.

La INIFAP entregó un estudio detallado sobre las características de este daño para evitar que el Viscum, hemiparásitas, nombre científico que recibe el muérdago, se propague, ya que puede tener extensiones de hasta cinco metros y ocupar un lugar en las copas de los árboles vecinos.

En 2010, la plaga del muérdago generó que más de 300 árboles ubicados en Paseo de la Reforma, Río Rhin y Río Tíber fueran sometidos a saneamiento forestal con podas.