Reúnen recursos para atender a población de la calle

El gobierno capitalino, el Nacional Monte de Piedad y la Fundación Luz Saviñón destinarán 15.3 millones de pesos a asociaciones que atienden a personas en situación de calle.
Personas en situación de calle deberán ser atendidas por asociaciones a las cuales el gobierno capitalino e instituciones de asistencia privada harán llegar en breve más de 15 millones de pesos con ese propósito.
Personas en situación de calle deberán ser atendidas por asociaciones a las cuales el gobierno capitalino e instituciones de asistencia privada harán llegar en breve más de 15 millones de pesos con ese propósito. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

El Gobierno de la Ciudad de México y las instituciones de asistencia privada Monte de Piedad y Luz Saviñón destinarán 15 millones 360 mil pesos a 63 asociaciones dedicadas a la atención de personas en situación de calle, acciones que según el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se deberían replicar en todo el país.

“Creo que no hay que perder de vista el construir este llamado en el país, no podemos cerrar los ojos a las realidades de opresión, pobreza, de necesidad que se vive en las grandes ciudades y en las poblaciones de México, así como aquí tenemos este apoyo, debiéramos de tener este apoyo en la Selva Lacandona, en las grandes congregaciones de los tarahumaras, etcétera”, dijo el mandatario local, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

El Nacional Monte de Piedad aportará 6 millones 260 mil pesos; Fundación Luz Saviñón, 4.5 millones, y la Secretaría de Desarrollo Social de la CdMx, 4.6 millones, recursos con los que se podrán llevar a cabo 38 proyectos.

Mancera Espinosa dijo que uno de los retos más importantes que existen es atender a las personas en situación de calle que tienen enfermedades mentales, debido a que no se les puede trasladar a la fuerza a un centro de atención.

Por ello, aseguró que se trabajará en conjunto con la Comisión de Derechos Humanos para dar servicio a ese sector.

El mandatario local dejó ver que la atención a grupos vulnerables es un trabajo que ha permitido mantener alejada la violencia de la capital y negó que estos trabajos sean apoyos paternalistas.

“La Ciudad de México es el contraste de otras ciudades en donde se vive una gran violencia desatada, precisamente por el trabajo social, porque no estamos olvidando a las personas que más lo necesitan, porque estamos haciendo un trabajo consistente, y porque estamos atendiendo los problemas propios de una gran urbe”, aseguró.

Mancera destacó que hay historias de éxito que muestran que las políticas públicas funcionan, como el caso de un joven originario de Toluca que vivía en la calle y ahora quiere ser boxeador, o de una mujer que también vivió en la calle y ahora tiene tres hijas y las mantiene con la elaboración de bisutería y de alimentos.