Tendrán pensión alimentaria 10 mil adultos mayores más en el DF

Este año suman con ello 510 mil beneficiarios en la presente administración en la Ciudad de México, donde la esperanza de vida al nacer es de 75.4 años.
El programa de Pensión Alimentaria del gobierno capitalino llega este año a 510 mil beneficiarios.
El programa de Pensión Alimentaria del gobierno capitalino llega este año a 510 mil beneficiarios. (Especial-Archivo)

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal sumará 10 mil adultos mayores al programa de pensión alimentaria durante el ejercicio fiscal 2015, lo que significa un total de 510 mil beneficiarios durante la actual administración.

En un acuerdo publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, se explica que el incremento es necesario debido al crecimiento poblacional de este sector, pues de acuerdo con proyecciones demográficas, este año 13.71 por ciento de los habitantes de la capital son adultos mayores y para el próximo año esta cifra aumentará 14.04 por ciento, es decir, a un millón 197 mil 620 viejitos.

“La pensión alimentaria encuentra sustento en los principios de universalidad, territorialidad, exigibilidad, transparencia, garantía de seguridad económica básica que establece el Programa General de Desarrollo del Distrito Federal vigente, contribuyendo al mejoramiento de las condiciones de vida de las personas adultas mayores de 68 años”, explica el documento.

Se plantea ahí que la capital del país está inmersa en un proceso demográfico, que supone un cambio estructural en su composición social debido a que sus habitantes tienen una de las mayores esperanzas de vida al nacer, en promedio de 75.4 años, con una evidente feminización de la vejez ya que para las mujeres es de 77.8 años y los hombres 73.1.

De la misma manera, el índice de envejecimiento en el año 2000 era para el DF de 32 personas mayores de 60 años por cada 100 niños menores de 14, el cual, para 2010 aumentó a 52 adultos mayores.  

“Las personas adultas mayores en la Ciudad de México forman parte de un grupo de atención prioritaria con problemas característicos como desnutrición, abandono familiar, atención médica inoportuna, desempleo, falta de seguridad social y exclusión”, indica.

Esta disposición entra en vigor a partir de mañana y se instruye a los secretarios de Finanzas y de Desarrollo Social a realizar los actos administrativos necesarios para aumentar el número de beneficiarios del programa.