Sheinbaum rechaza parquímetros para Tlalpan

La jefa delegacional dijo que las personas estacionan sus autos en la zona de hospitales para dejar y esperar a sus pacientes, lo que puede significar muchas horas y altos costos.
La idea de instalar parquímetros en Tlalpan fue rechazada por la jefa delegacional, Claudia Sheinbaum.
La idea de instalar parquímetros en Tlalpan fue rechazada por la jefa delegacional, Claudia Sheinbaum. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, rechazó la instalación de parquímetros en esa demarcación.

Dijo que, particularmente en la zona de hospitales, las personas se estacionan porque dejan y esperan a sus pacientes, por lo que podrían transcurrir muchas horas y salirles muy costoso.

Expuso que para enfrentar la demanda de estacionamiento, conjuntamente con el gobierno capitalino se buscan espacios, aunque primero se debe acordar con los vecinos.

Luego de comparecer en la Comisión de Administración Pública Local de la Asamblea Legislativa, la funcionaria comentó que se trabaja en plazas comerciales para poder reubicar y ordenar el comercio ambulante.

Sheinbaum informó que este lunes realizaron un operativo de reordenamiento del comercio en la vía pública, en la zona de hospitales, con el propósito de recuperar los espacios públicos.

Se buscará un reordenamiento a partir de un censo, porque actualmente muchos de los ambulantes no viven en Tlalpan, muchos de ellos vienen del Estado de México, por lo que se le dará prioridad a los habitantes de la demarcación.

Comentó que en la ciclovía de Tlalpan hay alrededor de mil ambulantes, mientras que en la zona de hospitales había cerca de 600 comerciantes en vía pública y otros tantos en el centro de Tlalpan.

Otras zonas, abundó, son las plazas públicas de los pueblos, donde se plantea la construcción de un mercado público para la zona de San Miguel Topilejo.

Al menos 200 asentamientos irregulares

Al referirse a los asentamientos irregulares, indicó que en la demarcación existen al menos 200, es decir, que son más asentamientos irregulares que colonias formales.

La funcionaria consideró necesario regresar atribuciones que actualmente tiene el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) a las delegaciones, siempre y cuando se garantice transparencia y se evite la corrupción.

Declaró que en los tiempos de sequías que se prolonga hasta el mes de mayo, la delegación proporciona el suministro de agua con alrededor de mil pipas diarias, lo que se hace a través de asociaciones de transporte de los pueblos originarios.

Informó que este año tiene un presupuesto de cerca de 80 millones de pesos para pipas, con los que se formalizarán contratos con 13 asociaciones con 200 pipas, que realizan 10 viajes diarios.