Turistas disfrutan de la nieve en el Ajusco

Cientos de familias provenientes de la Ciudad de México y de otros estados del país visitaron el parque ecológico del Ajusco para conocer y jugar con la nieve que cayó en la zona.
Los niños disfrutaron haciendo muñecos de nieve en el parque ecológico del Ajusco.
Los niños disfrutaron haciendo muñecos de nieve en el parque ecológico del Ajusco. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Cientos de familias visitaron el parque ecológico del Ajusco, entre los límites del Estado de México y la Ciudad de México, para salir de la rutina y de paso atestiguar la caída de nieve en el lugar, tras el frío que se sintió en la zona el pasado 24 y 25 de diciembre.

La zona más alta del Ajusco es resguardado por al menos 300 elementos federales que vigilan las zonas familiares de manera permanente para garantizarles seguridad y tranquilidad como parte del operativo Circuito Seguro Ajusco.

"Estaba jugando con mis papas a aventar nieve y hacer un muñeco. Ya conocía la nieve pero solo en películas y ahora en realidad y me encantó, pero tengo mucho frío", dijo Damara, de 12 años de edad.

De hecho, en el lugar conocido como el Pico del Águila, la zona más alta del Ajusco, los elementos federales también se toman el tiempo para conocer el hielo y de broma hacer sus propios muñecos de nieve.

"Estamos llevando un operativo en conjunto con la Policía Federal, Ejército, Marina, Policía de investigaciones y Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, que consta de cuidar a todas las personas que vienen al Ajusco en esta temporada y para los que quieren conocer la nieve que cayó en este lugar", dijo a Milenio Marco Antonio Pineda, policía de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), a cargo del operativo.

En su primer contacto con la nieve del Ajusco, Zuria no perdió oportunidad y al observar un montoncito de hielo se tiró sobre él y comenzó hacer angelitos: "así lo hacen en Frozen (la película)", dice sin pudor y con la espalda empapada.

Zuria tiene 17 años, vive en una zona popular de Iztapalapa y supo que cayó nieve en este lugar por las noticias, les contó a sus familiares y decidieron conocer un ambiente desconocido para los habitantes del Distrito Federal y realizar actividades como levantar muñecos de nieve y 'guerrita' de hielo.

Así como Zuria, Beatriz y su familia también visitaron la fría zona. Viajaron desde la calurosa Mérida, y al notar el frío decidieron internarse en el cerro y conocer las temperaturas de hasta 1 grado que prevalecen en la zona.

"Ayer nos dijeron que había un poco más de nieve y subimos y con lo poco que logramos ver hicimos este muñeco de nieve que es Olaf de la película de Frozen. Es una buena experiencia principalmente para mis niños que querían conocer la nieve y se los hemos cumplido", contó.

Para subir al Ajusco, al menos 50 elementos federales, comandados por dos patrulla de la PGJDF, dos del Ejército, una de Policía Federal y tres de la Secretaria de Seguridad Pública capitalina recorren los 20 kilómetros de carretera federal y dan seguridad a los conductores que se dirigen a realizar actividades familiares y de descanso. Les ofrecen información y dan confianza para transitar por estos quietos caminos.

"Con este operativo hemos llegado a bajar el índice delictivo en este lugar y la gente viene para convivir y de vacaciones. El objetivo es cuidar y mantener estable en esta zona", concluyó el oficial Pineda, de la PGJDF.