Oso rescatado de circo se recupera favorablemente

El oso Invictus pasó de una dieta blanda a comer pollo en trozos. El animal será sometido a una segunda operación para agregar 5 centímetros de mandíbula.
oso
Operación del oso Invictus (Archivo) (René Soto)

Ciudad de México

A trece días de haberle colocado una prótesis en la mandíbula, el oso negro Invictus, se recupera favorablemente y ha comenzado a comer pollo en trozos, luego de pasar varios años con dieta blanda.

Los veterinarios señalan que el estado de salud del oso que fue rescatado de un circo en el estado de Yucatán, se considera de alerta pero no agresivo, y esperan realizar una segunda intervención, que consiste en agregar 5 centímetros de mandíbula, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

La dependencia aseguró que Invictus comenzó a reconocer el implante de titanio que le fue colocado por lo que ya tiene mayor movilidad con la lengua y limpia sus nuevos dientes superiores, informó. 

“Hasta antes de la cirugía, el oso negro presentaba dificultades para beber agua y tenía que sumergir el hocico completo para lograrlo. Dicha situación ha cambiado en los días posteriores a su operación, pues ha logrado abrevar con mayor facilidad y ha pasado de una dieta de líquidos a una dieta sólida que incluye: 1kg y medio de pollo trozado hervido, así como verduras y arroz”.

Invictus está sometido a un tratamiento médico postquirúrgico, que consiste en el suministro de antibióticos y analgésicos de amplio espectro cada 24 hrs.

Como parte de su recuperación también  se somete a sesiones de “aromaterapia” que le permiten identificar distintos olores y ejercitar la nariz, que estaba caída y curva por falta de sostén, debido a la amputación de la mandíbula.