En el olvido, bebederos públicos de la CdMx

Las delegaciones son las encargadas de la instalación y conservación de estos espacios: Sistema de Aguas local.
Jorge Gaviño muestra la operación de un aparato dentro del Metro.
Jorge Gaviño muestra la operación de un aparato dentro del Metro. (Ilich Valdez)

Las autoridades de la Ciudad de México no se hacen responsables de los bebederos en los espacios públicos a dos años de que publicaron en la Gaceta Oficial del 23 de marzo de 2015 el decreto por el que se adicionan disposiciones a diversas leyes sobre el establecimiento de bebederos en parques, plazas comerciales y oficinas públicas.

Con el programa de Bebederos en parques y espacios públicos, la CdMx entregó 230 bebederos con un costo, por unidad, de 57 mil 122 pesos, concluidos en 2015 en las diferentes delegaciones políticas por parte del Sistema de Aguas de México (Sacmex).

Toda la información con respecto a los bebederos deberá ser solicitada a las delegaciones políticas correspondientes, ya que está dentro de sus atribuciones la instalación y conservación de bebederos en espacios públicos detalló el Sacmex.

MILENIO constató que en los parques de los Periodistas, Venustiano Carranza, y Xicoténcatl, Coyoacán, no operaban los bebederos.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció también que se instalarían 230 bebederos con agua potable en 80 puntos, como parte del decreto para combatir la obesidad infantil.

De las 4 mil 220 escuelas públicas de nivel básico en la Ciudad de México, solo 17 de ellas cuentan con dispensadores de agua potable. El coordinador de enlace regional del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), Oscar Pimentel, reconoció que son pocos los bebederos que fueron colocados en la Ciudad de México; el motivo de esto corresponde a la prioridad que se le ha dado a otros programas del sector educativo.

De acuerdo al Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe) 2014, en la Ciudad de México existen 7 mil 220, de las cuales mil 118 son preescolares, 2 mil 113 son primarias, 906 secundarias y 83 centros de atención múltiple.

Con estos 17 bebederos fue cubierto el total de lo establecido para la Ciudad de México en la primera etapa que inició en marzo 2016 y finaliza en julio de este año, señaló Oscar Pimentel, coordinador de enlace regional de Inifed. El Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM) tiene instalados 290 bebederos, aunque contemplan sumar 400 a finales de este años, para lo cual invirtieron 20 millones de pesos.

Los bebederos se colocarán en las 195 estaciones de 12 líneas, donde diariamente transitan 5 millones de usuarios. En algunas estaciones con mayor tráfico se colocarán de cinco a seis bebederos, como Pantitlán o Tacubaya, las demás estaciones tendrán dos de estos.

De acuerdo al titular del STCM, la empresa contratada, ISSA, dará mantenimiento por un año a los 400 bebederos a partir de que se instale el último.

"Por lo menos se tiene que revisar cada seis meses, pero se puede cambiar antes, de acuerdo al uso, no es lo mismo un bebedero que se utiliza poco a un bebedero de alta demanda".

Subrayó que el agua es de buena calidad porque viene de la red y aún así se cuenta con el sistema de filtrado que se menciona anteriormente. "Mucha gente no toma agua directamente y la hierve, pero 90 por ciento de la población o hasta más, tomamos el agua de la red, lo usamos para lavar los trastos y cocinar". M

Dijo que la cultura del pet es costosa, porque cada botella tiene un precio de alrededor de 10 pesos por litro o más y el agua de los bebederos es gratis y además, los usuarios pueden llenar sus botellas.

"Lo más fácil es no hacerlo y no meterse en ese problema y no tener ese gasto, pero los ciudadanos tienen derecho de tomar agua a libre demanda", concluyó.