“Hay oligopolio... mafias controlan ese espacio”

Catorce bases callejeras de taxis se disputan los pasajeros que huyen de las altas tarifas de las empresas al interior de la terminal del Aeropuerto de la Ciudad de México.
Algunos respetan el costo establecido por la SCT y otros el de la Setravi.
Algunos respetan el costo establecido por la SCT y otros el de la Setravi. (René Soto)

México

En la parte norte de la entrada principal del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se han establecido seis grupos con 14 bases de taxis, los cuales se disputan a los usuarios que huyen de las altas tarifas de siete empresas concesionarias que trabajan al interior de la terminal.

Aunque la base más antigua surgió hace 37 años, es en los últimos cinco que han aparecido más y son controladas por las mismas agrupaciones.

De esas seis organizaciones, sobresale la que hasta 2008 "monopolizaba", según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el servicio de taxis al interior de la terminal aérea: Taxistas Agremiados para el Servicio de Transportación Terrestre, Sitio 300 AC.

Tiene para sí todas las calles cercanas al aeropuerto en la colonia Peñón de los Baños, como Comisión Nacional Agraria, Bellas Artes, Fuerza Aérea Mexicana, Hidalgo, Matilde Márquez, Chimalhuacán, Quetzalcóatl, Fundidora Monterrey y Matamoros. "Antes monopolizaba adentro y hoy monopoliza las calles", acusa un operador del Sitio 157.

El Sitio 300 y sus filiales callejeras pensaron hace 37 años un esquema para repartirse a los usuarios del AICM, por lo que crearon dos servicios: externo y al interior de ese espacio federal.

Fue un negocio redondo y lo sigue siendo, aunque en menor escala debido a que desde 2008 se abrió la competencia al interior del AICM con más líneas, por lo que Sitio 300 vino a menos.

Una de sus filiales en la calle, Sitio Concord, es la que más usuarios capta. Su presidente, Luis Sepúlveda, puso un ejemplo: "Mientras un taxi del aeropuerto cobra 470 pesos por un viaje a Santa Fe, nosotros cobramos 220 pesos".

Según datos de la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi), las otras agrupaciones que dominan
las calles cercanas al AICM son Asociación de Taxistas del Pueblo del Peñón de los Baños AC; Sitio 157, con cuatro bases, Grupo Peñón AC y Sitio 127.

Además están las bases en dos hoteles: Guías Asociados Quetzalcóatl AC, Guías y Transportistas Cenzohuiznahuac AC y Transportación de Servicios Turísticos y Guías del Peñón SRL de CV.

Algunos operadores critican a las líneas concesionadas al interior del AICM, pues "son caros, malos e inseguros y gozan de muchas prerrogativas que les da ser taxis federales".

Los elegidos

Opinión contraria es la de dirigentes y operadores de las bases concesionadas al interior del AICM. Además del mencionado Sitio 300, están Cooperativa Confort, Excelencia SA, Porto Taxi, Yellow Cab AC, Nueva Imagen AC y Pro Taxi.

Su apuesta es "limpieza, seriedad, responsabilidad y seguridad para el usuario, tanto nacional como internacional", afirmó Agustín Torres, de la última línea.

El dirigente de Nueva Imagen, Carlos Tepale Alonso, señaló que el transporte se vuelve caro por la conflictividad vial: "Un recorrido a Santa Fe en hora pico, ida y vuelta, es de cuatro horas; ojalá las autoridades valoraran un segundo piso sobre Viaducto Río Piedad".

En tanto que el del Sitio 300, Miguel Ángel Romero Mohar, aseguró que el número de taxis en el AICM es suficiente y que la tarifa fue autorizada por la SCT.

Urge revisar tarifas

El coordinador del Observatorio de Transporte y Movilidad Metropolitana de la UAM-Xochimilco, Bernardo Navarro, urgió a la SCT a revisar "las altas tarifas" que cobran mil 600 taxis de siete bases concesionadas.

"Se están volviendo muy costosas esas tarifas, además de que ahí hay una especie de oligopolio... son mafias que controlan ese espacio", aseguró. Los precios difieren.

Mientras al interior el costo del pasaje lo fija la SCT, al exterior las bases mantienen la aprobada por la Setravi, cuyo banderazo es de 13 pesos con 10 centavos. Para el taxi libre de 8 pesos con 74 centavos.

"Mal servicio"

Aunque en 2008 la SCT prometió que el tiempo para abordar un taxi concesionado no excedería los 15 minutos, lo cierto es que hay bases donde la espera es hasta de 40 minutos. Algunas de las siete empresas no tienen taxis suficientes y los usuarios hacen fila.

Según un sondeo entre usuarios, es el caso de Yellow Cab AC, Nueva Imagen y Excelencia. La otrora poderosa, Sitio 300, "siempre tiene coches", afirma una azafata.

Además, empresas generan dos opiniones entre usuarios. El capitán Carlos Robles afirma que el servicio del Sitio Excelencia "es bueno" si se toma en la Terminal 2 y "malo" en la Terminal 1, y en el caso de la Yellow Cab ocurre a la inversa, "pero el aeropuerto nunca está sin coches".