Favorece derechos humanos nuevo sistema penal: CDHDF

Los jueces se verán obligados a emitir sentencia condenatoria, solo con una plena convicción de culpabilidad del procesado, consideró la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.
Están listas las salas de juicio oral que desde este viernes se utilizarán para juicios sobre delitos penales no graves en la Ciudad de México.
Están listas las salas de juicio oral para delitos penales no graves en la Ciudad de México. (Especial)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal consideró que el nuevo sistema penal acusatorio que entró en vigor hoy, incluye cambios a favor del respeto y protección de los derechos humanos de las personas involucradas en ese sistema.

Con ello, "los jueces se verán obligados a emitir sentencia condenatoria solo en los casos en que el juicio y la valoración de las pruebas obtenidas bajo el más estricto apego a los derechos humanos, permitan tener una plena convicción de la culpabilidad del procesado, bajo el principio de presunción de inocencia, que es la piedra angular del sistema".

El organismo defensor de los derechos humanos en la capital del país destacó que se establece la transición de un sistema mixto, al que algunos llaman inquisitivo, a uno de carácter acusatorio basado en juicios orales, en los que se garanticen los derechos de las partes, tales como la igualdad procesal.

Esto permite que se encuentren en igualdad de circunstancias para sostener la acusación o la defensa, en lo que se pondera la presencia de los jueces en las audiencias, así como la valoración y desahogo de pruebas en su presencia, todo a través de una exposición de argumentos de las partes y de los elementos de prueba de manera pública, contradictoria y oral.

La CDHDF hizo notar que a diferencia del anterior sistema, en el cual las actuaciones celebradas por el Ministerio Público tenían valor probatorio dentro del juicio, en el sistema acusatorio adversarial tiene que presentar pruebas, desahogarlas y defender su acusación frente al juez, quien de manera imparcial escuchará en igualdad de condiciones a la parte acusadora y a la defensa.

Hizo notar también que el nuevo sistema tiene un procedimiento abreviado, que permite la impartición de justicia de manera pronta y considera las circunstancias particulares de la víctima y del inculpado al momento de dictar sentencia, ya que los jueces tendrán contacto directo con las partes, lo cual les permitirá conocer y analizar el caso concreto, así como formar su convicción y dictar un fallo con un conocimiento real de los hechos.

El organismo expuso que, en el ámbito de su competencia, estará atento a las actuaciones de las autoridades, principalmente el Ministerio Público, peritos y Policía Investigadora, para observar y proponer desde la visión de derechos humanos el pleno cumplimiento del mandato constitucional para cumplir con los fines de este sistema.