GDF abre debate sobre terrenos que dejará el AICM

El secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertoriviski, dijo que se debe definir qué se hará con 710 hectáreas de la actual terminal aérea, una vez que opere el nuevo aeropuerto.
Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico del GDF, pone a debate el destino que tendrán 710 hectáreas de la actual terminal aérea, una vez que opere el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico del GDF, pone a debate el destino que tendrán 710 hectáreas de la actual terminal aérea, una vez que opere el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. (Milenio)

Ciudad de México

Con la operación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) , en siete u ocho años quedarán disponibles 710 hectáreas de la actual terminal aérea, superficie que es del gobierno federal pero cuyos usos de suelo son potestad de los capitalinos, por lo cual el Gobierno del Distrito Federal abre el debate sobre el destino que tendrán esos terrenos.

El área del actual aeropuerto es más grande que las tres secciones de Chapultepec. Su superficie supera también la de Ciudad Universitaria, por citar algunos ejemplos.

Y su cercanía de 5 kilómetros al Centro, implica "un espacio fantástico" para plantear una nueva urbanización de la Ciudad de México, destacó el secretario de Desarrollo Económico del gobierno capitalino, Salomón Chertorivski, en entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión.

El funcionario dijo en En 15 que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, instruyó a impulsar un diálogo responsable, serio, de cara a la sociedad, para empezar a construir "lo que pudiera ser la opinión de la ciudad", de lo que más conviene a los capitalinos tener en esa superficie.

Parte del planteamiento de Mancera, explicó Chertorivski, es que en esta discusión, "no hay prejuicios, es decir, que sí pensemos y sí planteemos que todas las alternativas son factibles".

Con ese propósito, el gobierno capitalino organiza un foro internacional, a efectuarse en la tercera semana de septiembre próximo, con punto de partida las tres experiencias internacionales más recientes de la última década, en donde se ha movido una aeropuerto fuera y ha dejado un territorio, como en Berlín, Alemania; Austin, Texas, en Estados Unidos, y Quito, Ecuador.

--El titular de la Sedeco explicó que el aeropuerto de Tempelholfer, en Berlín, dejó libres 430 hectáreas, donde en un referendo público se votó porque fuera un parque, mismo destino que tuvieron 138 hectáreas del aeropuerto de Quito.

--En Austin, Texas, las 330 hectáreas del aeropuerto que dejó de operar se utilizaron para crear una empresa público privada como desarrolladora, con una amplia zona verde y se desarrolló vivienda de lujo y comercio.

Salomón Chertorivski dijo que se tiene prevista la participación de representantes del gobierno federal para exponer sus primeras ideas en el tema en el foro y acudirán urbanistas, arquitectos y gente que ha pensado ya al respecto, por lo que pueden esperarse posiciones desde el conservadurismo extremo hasta el desarrollo desparpajado.

"Una decisión de esta índole no puede sino pasar con toda transparencia por la opinión de los capitalinos; puede ser un ejercicio digital, mesas, en fin, pero no puede esto ser una definición de escritorio de una autoridad, guardar aquí la carpeta y decir: ahí va el desarrollo".