Guerreras contra el cáncer celebran XV años en el hospital

Emocionadas y listas para la fiesta, 15 niñas celebrarán su cumpleaños en el Hospital Infantil de México, donde desde pequeñas son atendidas por enfermedades como leucemia y osteosarcoma.

Ciudad de México

Mientras observan cada vestido colgado y separado por colores, 15 niñas sonríen al elegir el que usarán en su fiesta de XV años y la cual celebrarán mañana en el Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Las quinceañeras son pacientes de diferentes especialidades, la mayoría del área de Oncología, que desde muy pequeñas luchan contra enfermedades como leucemia y osteosarcoma.


La gran celebración, que será este viernes 4 de agosto en el Hospital Infantil, ubicado en la colonia Doctores, será posible gracias a las donaciones que decenas de personas realizaron a través de un programa de voluntariado en el hospital.

Estos "padrinos" regalaron los vestidos, zapatos y el maquillaje, así como la comida y música, con el propósito de cumplir el sueño de las jovencitas.

"Quiero bailar, quiero comer con mis chambelanes"


Frente al espejo y con su vestido puesto, Luz Helena, quien tiene leucemia mieloide aguda M3, refleja su emoción; asegura que cumplir 15 años "significa una meta más en la vida".

"Mis papás no tuvieron recursos para hacérmela y vi la convocatoria aquí en el hospital y me inscribí y salí seleccionada", comenta sonriente, "la imaginé con mi familia y con mis amigos".


En medio de risas, los brillos de pedrería y holanes de colores, Luz Daniela se ciñe al cuerpo un vestido azul marino, que admira emocionada mientras su mamá y una de las voluntarias lo sostienen para marcar los ajustes.

"Mi vestido me encantó", asegura, "tener 15 años significa ser jovencita, cursar mi prepa y espero llegar a ser alguien en la vida".

Sentada en su silla de ruedas, Frida, paciente diagnosticada con osteosarcoma, mira sonriente el vestido rosa que eligió y afirma con entusiasmo: "no siempre cumples 15 años".

A pesar de que faltan más de tres meses para su cumpleaños, dijo estar "muy emocionada; al ser seleccionada, me sentí muy feliz".


"Ésta es la etapa más bonita de la vida, donde vives y aprendes más cosas", comenta Wendy.

Wendy, paciente con hipertiroidismo y esclerosis múltiple, espera ansiosamente la fiesta y "que sea un día inolvidable, el que se diviertan todas las niñas".

"Ésta es la etapa más bonita de la vida, donde vives y aprendes más cosas", comentó.

Patricia Tapia, coordinadora del voluntariado, platica que el hospital organiza la fiesta de 15 años desde hace seis años.

Explica que el 98 por ciento del evento es donado y las pacientes pasan por un periodo de selección, en el que se evalúa su diagnóstico, situación económica y sus condiciones de salud.

La prueba del vestido es la última parte de los preparativos en la que participan las quinceañeras, por lo que al guardar cuidadosamente su atuendo seleccionado y con una gran sonrisa, se despiden a la espera de verse mañana.

FLC