Bebés nacen en patrulla y L12; policías asisten partos

Miembros de la policía capitalina asistieron el parto de un bebé en la entrada a la estación Atlalilco de la Línea 12 del Metro y el de otro infante al interior de una patrulla en la colonia Guerrero.

Ciudad de México

Miembros de la policía capitalina asistieron el parto de un bebé en la entrada a la estación Atlalilco de la Línea 12 del Metro y de otro infante al interior de una patrulla en la colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc.

La policía auxiliar Leticia Sánchez vigilaba la entrada a la estación cuando la joven de 23 años, Frida de la Peña González, comenzó a asentir dolor en el abdomen y le pidió ayuda.

La mujer, que tenía 36 semanas de gestación y pretendía abordar el metro para dirigirse al hospital Belisario Domínguez, fue llevada por los oficiales Eduardo Cerbada y Ricardo Linares a una carpa al interior de la estación.

Las contracciones de la embarazada se incrementaron, razón por la que pos policías capitalinos adecuaron la camilla en la que la oficial Sánchez asistió el parto hasta el nacimiento del bebé, cortó el cordón umbilical y arropó al pequeño.

Minutos después, paramédicos del ERUM, luego de valorar su estado de salud, trasladaron a la madre y al bebé al Hospital Infantil de Tláhuac para que recibieran la atención médica especializada necesaria.

Da luz indigente embarazada en patrulla

En la Guerrero, los policías Víctor Miramontes y Héctor Cruz patrullaban la colonia cuando varios transeúntes les informaron que una mujer embarazada sufría fuertes contracciones en la esquina de las calles Mosqueta y Zarco.

Al llegar al lugar, los policías encontraron a la mujer, que dijo llamarse Gabriela Trejo Gutiérrez, de 30 años, recostada sobre la banqueta, con la fuente rota y fuertes dolores, por lo que los oficiales decidieron asistirla.

Entre los dos policías subieron a la mujer al asiento trasero de la patrulla en donde asistieron el parto de una niña en perfecto estado de salud, a quienes arroparon con sábanas que les proporcionaron los vecinos del lugar.

Unos minutos después llegaron socorristas de la ambulancia A80-04 del ERUM, quienes evaluaron la salud de la madre e hija y determinaron que estaban fuera de peligro. Ambas fueron trasladadas al hospital Materno Infantil J.M Cedillo para recibir una atención médica.