Contaminación provocó 22 mil muertes en México: Ahued

Al menos mil 200 decesos ocurrieron en la CdMx derivados de los efectos de la contaminación que detona varias enfermedades, informó el secretario de Salud local.
El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, explicó que un equipo médico que donará Kuwait al gobierno capitalino sirve para la detección de cáncer.
El secretario de Salud de la CdMx, Armando Ahued. (Tomada de Facebook /Dr.ArmandoAhuedOrtega)

Ciudad de México

Armando Ahued, secretario de Salud de la Ciudad de México, informó que la contaminación ha provocado 22 mil muertes en el país durante los últimos dos años según la Cofepris, y de ellas mil 200 solo en la Ciudad de México por problemas que se generaron por los gases contaminantes, como lo menciona el estudio del Instituto Nacional de Salud Pública.

Luego de participar en una reunión con diputados locales de la Comisión de Salud, Ahued aseguró que esas cifras son reales, pero "no hay un certificado de defunción que diga murió por la contaminación, pues la contaminación es una parte que detona una serie de enfermedades que llevan a la muerte".

Dijo que la actual administración realiza campañas sobre los riesgos de la contaminación y lo que a cada una de las personas le toca hacer, para tomar medidas y contribuir lo más.

También, defendió las acciones establecidas con el Hoy no circula y el doble hoy no circula, pues dijo son necesarias, para "poner encima de cualquier cosa la salud, como en el caso de la influenza, que no es lo mismo, pero si equivale a que se tuvieron que tomar decisiones para proteger la salud y vida de los demás".

"La contaminación es un tema muy complejo que no se va acabar de un día para otro, y debido a la concentración de polución y hay que entrarle con todo y contribuir con un granito de manera y siempre en beneficio de la población, no hay otro bien más sagrado que proteger la salud y vida de uno", dijo.

La emisión de gases contaminantes como los precursores de ozono y de partículas ultrafinas afectan a las mujeres embarazadas, los niños, adultos mayores y ponen en riesgo su vida.

Aseguró que no hay dispersión de contaminantes y se necesitan tomar medidas en ese sentido para que los niveles de contaminantes no sean altos, aunque ya alcanzaron niveles que afectan la salud y la vida de las personas,

Además, refirió que de 1990 al 2013 se incrementó en 19 por ciento la tasa de mortalidad en la Ciudad de México por malestares atribuibles a la contaminación.

También comentó que en las últimas dos semanas se incrementaron entre ocho y diez por ciento las enfermedades respiratorias, generadas por la contaminación.

Así, dijo que se deben imponer medidas como las restricciones vehiculares, como el tema de las contingencias, aunque la contaminación es acumulativa y se presenta como conjuntivitis, irritación en ojos, comezón, tos seca, dolor de cabeza permanente, o cansancio agudo, crisis asmáticas, hipertensión arterial, infartos, y aparecen hasta 72 horas después.

Durante la mesa de trabajo con el titular de la Secretaría de Salud local, Armando Ahued, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Leonel Luna, dijo que es importante conocer los efectos en materia de salud, derivados de la contingencia ambiental, así como las acciones que ha tomado el gobierno de la ciudad para hacer frente a esta problemática.

"Conocer a detalle el índice de ingresos al sistema hospitalario de la Ciudad de México, al sistema de atención médica a través de los Centros de Salud y sobretodo conocer la propuesta del Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría de Salud, en este tema en particular", aseguró Luna.

"Debemos sumar los esfuerzos para generar acciones precisas, concretas, de un tema que tiene muchos años, que obedece a la condición orográfica, geográfica de la ciudad", señaló.

Luna enfatizó que el impacto ambiental no es nuevo, de ahí que desde los años ochenta han sido implementadas una serie de acciones, tal es el caso del programa Hoy No Circula, por ello, es necesario asumir una corresponsabilidad en la materia por parte de los Gobiernos: federal, local y de los estados colindantes con la capital del país, así como de los legisladores locales y federales.