Ciudades compactas y amigables piden especialistas

Los resultados del Congreso Internacional de Transporte y Movilidad celebrado en el DF apuntan a crear sistemas de transporte público integrado, más pequeñas y que permitan desplazarse a pie.

Ciudad de México

Especialistas nacionales e internacionales señalaron que para el DF y el resto del país, el desafío de la movilidad y la gestión de ciudad será establecer ciudades más compactas, caminables, con sistemas integrados de transporte público, donde se reduzca el uso del automóvil para crear espacios vivos, con un uso de suelo mixto, conectados a lugares donde se promuevan viajes no motorizados.

Estas fueron las conclusiones del Congreso Internacional de Transporte y Movilidad, en el que participaron representantes de 21 países y 52 ciudades. Los especialistas apuntaron que para tener una mejor calidad de vida todo el transporte público debe estar en un sistema integrado, de manera que los usuarios puedan cubrir sus necesidades accediendo a todas las opciones de movilidad con una sola herramienta, como puede ser la tarjeta multimodal que ya se utiliza en la Ciudad de México.

Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, indicó que la conclusión de los especialistas que acudieron es integrar no sólo las diversas formas de trasladarse en las ciudades, sino también las tecnologías como semáforos inteligentes, sistemas de navegación incluidos en los vehículos colectivos y hasta aplicaciones en teléfonos celulares.

De esa manera, expuso, los usuarios pueden lo mismo pagar el viaje y conocer la hora exacta en la que pasará su transporte.

Padilla manifestó que para cumplir con los planteamientos de los especialistas hay un consejo consultivo conformado por expertos en transporte y movilidad, que los presentarán a las distintas dependencias involucradas.

"La movilidad debe ser reconocida como un derecho humano [...] en este sentido será prioritario que la nueva política en materia de transporte pondere al usuario, al transportista y a las autoridades como ejes de la movilidad", señaló.

De acuerdo a las estimaciones, para 2025 los gases de efecto invernadero aumentarán 30 por ciento en comparación con el 2005, por lo que es imprescindible invertir en transporte público y promover modelos de movilidad sustentable, como la bicicleta, para coadyuvar a mejorar la calidad de vida de los habitantes, concluyeron los expertos.

En ciudades como el Distrito Federal, el índice de crecimiento anual de vehículos es de un millón de automóviles particulares por mil unidades de transporte público, a pesar de que 70 por ciento de la población se mueve en unidades de pasajeros.

"Esto irremediablemente provocará en el mediano plazo caos e inmovilidad en esa y otras ciudades", indicó Padilla. "El servicio público de transporte debe plantear una nueva visión urbana, migrar a esquemas de sociedades mercantiles que mejoren las oportunidades e incluir esfuerzos tecnológicos."