Teme asaltos y robos 58% de usuarios de transporte público

La encuesta de Movilidad Urbana del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública indica que siete de cada diez ciudadanos asegura que su tiempo de traslado ha aumentado en el último año.
Cuatro de cada diez usuarios consideran que camiones, combis o “peseros” ofrecen un servicio “malo” o “muy malo”.
Cuatro de cada diez usuarios consideran que camiones, combis o “peseros” ofrecen un servicio “malo” o “muy malo”. (Especial)

Ciudad de México

Seis de cada diez mexicanos utilizan el transporte público (Metro, autobús o “peseros”) para trasladarse a sus centros de trabajo y estudios en las diversas ciudades del país, pero 58.4 por ciento de ellos teme sufrir un asalto o algún robo a bordo de dichos vehículos, mientras 24.1 por ciento advierte el riesgo de un accidente durante su recorrido.

Así lo revela la encuesta de Movilidad Urbana del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, en la que se detalla que siete de cada diez ciudadanos consultados asegura que su tiempo de traslado ha aumentado en el último año.

Según las respuestas obtenidas, los principales motivos del tráfico en las ciudades son las obras viales, la impericia de los conductores y las fallas en los semáforos. Además, 47.6 por ciento de los entrevistados aseguró invertir más de 40 minutos en trasladarse.

La encuesta telefónica detalla que 56 por ciento de los ciudadanos utiliza el transporte público para realizar sus actividades cotidianas y únicamente 2.2 por ciento usa la bicicleta.

Cuatro de cada diez usuarios consideran que camiones, combis o “peseros” ofrecen un servicio “malo” o “muy malo”, mientras que, en contraste, los taxis de sitio fueron los mejor evaluados por los ciudadanos, pues 43.3 por ciento considera que el servicio es “bueno” o “muy bueno”.

Respecto a la seguridad en el transporte público, cinco de cada diez encuestados consideran que es inseguro viajar en transporte público, refiriendo que los asaltos (45.6 por ciento), accidentes (24.1 por ciento) y robos (12.8 por ciento) son los mayores riesgos.

Asimismo destaca que 66.8 por ciento considera que el trasporte más seguro es el automóvil propio.

Sobre la infraestructura urbana, siete de cada diez entrevistados evalúan de manera negativa la pavimentación y el mantenimiento de calles y avenidas, en tanto 54.9 por ciento considera deficiente la señalización de calles y 65.1 por ciento califica de forma negativa las rampas de banquetas, por considerarlas insuficientes.

En dicho contexto, dos de cada tres ciudadanos consideran que los recursos públicos deberían invertirse en ampliar y construir trasporte masivo, renovar microbuses y combis, además de optimizar el funcionamiento de semáforos.

CEM