Realizan misa a sacerdote atacado en Catedral

Con la muerte del sacerdote Machorro, la Arquidiócesis de México va a poner toda su fuerza para que este crimen de odio no quede impune en esta ciudad.

Ciudad de México

Con la muerte del sacerdote José Miguel Machorro el abogado Armando Martínez Gómez afirmó que la Arquidiócesis de México va a poner toda su fuerza para que este crimen de odio no quede impune en esta ciudad.

Al concluir la misa de cuerpo presente del sacerdote Machorro en la Catedral Metropolitana, Martínez Gómez abogado de la Arquidiócesis de México afirmó "hoy la carpeta de investigación y el juicio cambia a homicidio con todas las agravantes alevosía, ventaja y traición, nosotros ya tenemos peritajes de la policía científica de la policía federal y tenemos varios expedientes y vamos a combatir la inimputabilidad de este individuo que actuó con saña este crimen artero, brutal, donde perdió la vida el sacerdote Machorro no puede quedar impune".

Además, dio a conocer que "tenemos indagatorias complementarias tenemos más de 15 testigos que lo vieron merodeando en la Catedral Metropolitana que lo vieron durante la semana santa pidiendo alguna confesión que estuvo acechando a la Catedral Metropolitana que preparo que acecho que vino y perpetró un crimen" y agregó que "estaremos ofreciendo todas las pruebas para que este criminal no salga a la calle a dañar a personas, es un tipo perfectamente estudiado no es ningún inocente es un arquitecto es una gente que tiene estudios que tiene conocimiento".

"Estamos confiados en quela autoridad correspondientes va hacer todo.. cuando se puedan hacer públicas se conduce con un conocimiento de derecho es una gente que conoce perfectamente lo que quería hacer... que el confiese sus verdaderos motivos".

Asimismo, Martínez Gómez mostró extrañeza en que la Secretaría de Gobernación, a través de la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos no se haya pronunciado por este asesinato.

Después de la misa de cuerpo presente en la Catedral, informó que el cuerpo del sacerdote será trasladado a su pueblo Jalpan, locación cercana a Tehuacán, Puebla, donde será sepultado.