En pruebas, cinco modelos para mejorar Metrobús

Los ciudadanos votarán por el que más les guste. Además del vehículo británico que se presentó la semana pasada, hay otros cuatro prototipos realizando pruebas en la red.
1. El Routemaster o autobús de dos pisos se convirtió en el icónico camión rojo que comenzó a circular en Londres en 1956 y fue retirado en 2005.
El Routemaster fue presentado la semana pasada para su fase de pruebas. (Cortesía GDF)

Ciudad de México

El secretario de Movilidad, Rufino H. León, informó que hay cinco prototipos de autobuses, incluido el de dos pisos inglés, que se realizan pruebas en las diferentes líneas del Metrobús con el objetivo de mejorar las unidades e innovar en el servicio.

Esos autobuses fueron aprobados por el Centro de Investigación e Innovación Tecnológica del Instituto Politécnico Nacional para hacer pruebas en la implementación del nuevos sistemas que permitan reducir las emisiones de contaminantes que cumplan con los estándares mundiales de seguridad y que sean 100 por ciento accesibles.

Los prototipos, indico León Tovar, estarán  a prueba durante tres meses y serán calificados por los propios usuarios a través de una encuesta realizada vía internet y con encuestadores en las estaciones de la red.

"De dos pisos solo hay una unidad, los otros son de cama baja y también de entrada baja, y también estamos probando unidades a gas, porque estamos buscando lo que sea funcional para la ciudad."

Sobre el autobús de dos pisos, el titular de la Secretaría de Movilidad indicó que, de ser aprobado, de costo del boleto por usuario no se incrementaría; aunque la unidad tiene un costo cercano a los nueve millones de pesos, que es el doble de una unidad articulada.

En caso de adquirirlos, el costo tendrá que ser cubierto por los concesionarios de las líneas de Metrobús.

También indicó que las estaciones se modificarían, aunque la Línea 4 del Metrobús, donde realiza pruebas, operan sólo autobuses de cama baja.

El costo que se genere por las modificaciones a las estaciones le corresponderá al GDF, a través de la Secretaría de Obras.