Logra GDF “carro completo” con 'vagoneros'

“Cerramos el proceso de negociación”, dijo el secretario de Gobierno, Héctor Serrano. Acordaron salir del Metro las dos organizaciones de comerciantes informales que faltaban.

Ciudad de México

Con el acuerdo y la firma de los dos últimos líderes de vagoneros, el Gobierno del Distrito Federal concretó al 100 por ciento el convenio para sacarlos del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano, firmó con los últimos líderes, Rufino Meneses, del Frente Nacional de Comercio Informal, y con José Manuel Garduño Velázquez, de Vagoneros Independientes, el acuerdo para que a partir del próximo 16 de febrero esos vendedores comiencen su salida de los vagones y andenes del Metro.

“Cerramos el proceso de negociación, se les ofrecieron oportunidades y las aceptaron. Por eso las 21 organizaciones de vendedores informales, conocidos como vagoneros, ya están en el programa, y ahora solo esperamos la conclusión del mismo en agosto”, indicó Serrano en entrevista.

Tras la firma de ese convenio, el GDF esperará la salida de 2 mil 500 vagoneros del Metro, luego de que el viernes pasado solo habían firmado 19 organizaciones, que representaban a cerca de 95 por ciento de los comerciantes informales.

Garduño Velázquez tiene su organización en la Línea 2 del Metro, donde vende de la estación San Antonio Abad a Bellas Artes.

Ese grupo de 50 comerciantes se incorporará a la capacitación de autoempleo y podrá participar en corredores comerciales.

“Es una oportunidad de vida, no somos delincuentes, somos gente que trabaja y agradecemos tener una alternativa. Logramos tener una solución en la que gana el gobierno, ganamos nosotros, los pasajeros, ganamos todos”, señaló el líder de vagoneros.

Meneses aseguró que fue una negociación difícil, pero que tuvo una solución adecuada, pues de otra manera “los compañeros se iban a exponer a otro tipo de sanciones sin tener alternativas reales para superarlo, y entrar a la formalidad”.

El programa consiste en que el gobierno capitalino aporta un apoyo económico a cada uno de los 2 mil 500 vagoneros, por 2 mil 18 pesos mensuales, y capacitación hasta por seis meses, con el compromiso de que no regresarán a vender al Metro.