Capitalinos participan en Mercado de Trueque

Decenas de familias llegaron desde temprano para cambiar sus residuos por productos agrícolas en el Monumento a la Revolución, donde también pueden tomar clases de cocina y de horticultura.

Ciudad de México

Enmarcado por el sonido de los clarines y tambores de jóvenes cadetes que tenían una ceremonia cívica en el Monumento a la Revolución, cientos de ciudadanos se dieron cita este domingo en el lugar para participar en el Mercado de Trueque CDMX.

Al llamado de "bienvenidos al Mercado de Trueque", emitido por altavoces, los asistentes ingresaron a las 10 cajas instaladas en por lo menos tres carpas grandes donde comenzaron a cambiar, desde las 8:00 horas, sus residuos reciclables por puntos para adquirir productos agrícolas.

A pesar del frío, decenas de familias llegaron desde las 7:00 horas para formarse con sus costales, bolsas y diablitos cargados de pet, botellas de vidrio, latas de aluminio, papel, cartón, electrodomésticos y tetrapack.

El ambiente es familiar, ya que papás, mamás, hijos, abuelos y hasta los perros conviven entre risas a la espera de su turno para poder intercambiar sus residuos.

Bordeando la Plaza de la República por la parte oriente, desde la calle Ponciano Arriaga hasta la calle de Ramírez, los asistentes no sólo se limitan a esperar, sino que aprovechan para jugar con sus mascotas.

Tal es el caso de "Pulgas", un simpático perro mestizo que ataviado con una playera de FBI corría entusiasmado a recoger la botella de pet que su dueña le lanzaba para regresarla a la bolsa donde más botellas estaban guardadas.

Lo mismo ocurría con la familia Ordóñez, cuyos tres hijos bien abrigados correteaban entre los asistentes jugando a perseguirse entre las escaleras que dan acceso al Museo de la Revolución.

No faltan los infantes que aprovechando su ingenio e imaginación, toman una de las botellas y comienzan a jugar "futbolito" en una cancha improvisada, luego de lo cual son llamados por sus padres para entregar la única botella faltante y que había sido su balón.

Al ingresar a las carpas, los asistentes cambiaban sus productos por puntos verdes, amarillos, azules, grises, naranjas y negros y que equivalen a dinero según la naturaleza del residuo reciclable.

Pero eso no es todo, del tramo de Lafragua a Ramírez el Mercado cuenta con el área de intercambio y el área de entretenimiento, donde los asistentes, una vez cambiados sus productos por puntos, acuden a adquirir lechugas, papa, chiles, jitomates, cilantro y muchos otros productos del campo frescos y de primera calidad.

En medio de esta área se encontraba la exhibición fotográfica que la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio) aportó para hacer conciencia sobre la riqueza agrícola de México.

Pero el Mercado de Trueque, además de fomentar el reciclaje de la basura, procura como parte de sus objetivos, fomentar una cultura de la buena alimentación y las actividades incluyentes, como comentan algunas de las autoridades que trabajan en el lugar.

Es por ello que en el área de entretenimiento se instalaron carpas con actividades para el desarrollo de huertos urbanos, en el que se da especial atención a personas con discapacidad y de la tercera edad, a fin de ayudarlos a desarrollar una actividad que les permita ser hasta cierto grado autosustentables.

El trabajo avalado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Distrito Federal y por organizaciones no gubernamentales como "Paseo a ciegas" ayuda además a los asistentes a crear conciencia sobre una adecuada alimentación y una actitud responsable sobre el cuidado del medio ambiente y la costumbre de tener huertos en sus hogares.

Así la jornada transcurre de 8:00 a las 14:00 horas, tiempo en el que los ciudadanos no sólo aprovechan para cambiar sus desechos por alimentos, sino que reciben clases de cocina, de horticultura, de arte y de salud.

El Mercado de Trueque CDMX se lleva a cabo desde febrero de 2013 y a partir de entonces, cada mes prevé extender la oportunidad de rescatar esta costumbre de intercambio tan mexicana en beneficio del medio ambiente y en pro de una ciudad más limpia.

A diario, en esta ciudad y áreas conurbadas del Valle de México se generan más de 12 mil toneladas de desechos, muchos de los cuales son todavía reutilizables o reciclables, por lo que conservan gran valor como materia prima.

Bajo esa visión es que el Mercado de Trueque se lleva a cabo en distintos puntos clave de la ciudad de México para recolectar estos residuos para ser reutilizados, a cambio de los cuales se pueden adquirir alimentos frescos y cultivados localmente.