Rampa en Circuito Interior lleva 30% de avance

La Secretaría de Obras y Servicios del DF informó que se concluyeron siete columnas que integrarán la adecuación vial en Circuito Interior y Molinos, parte del Programa de Mejoramiento Urbano.
Este cierre parcial en la circulación vehicular no afectará el acceso ni la operación de la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.
De los trabajos ya se concluyeron 7 de las 9 columnas que conformarán esta adecuación vial en Circuito Interior. (Notimex Archivo)

Ciudad de México

La Secretaría de Obras y Servicios informó que la propuesta vecinal para tener una rampa sobre el Circuito Interior y Molinos lleva una avance del 30 por ciento.

De los trabajos ya se concluyeron 7 de las 9 columnas que conformarán esta adecuación vial.

Esa rampa de descenso que se construye en el puente vehicular Molinos es una de las seis intervenciones viales contempladas en el Programa de Mejoramiento Urbano y Mantenimiento Integral del Circuito Interior.

Según la dependencia se desarrolla conforme a lo programado y el proyecto ya incluye las sugerencias realizadas por los vecinos de la zona.

Conforme a lo propuesto por los colonos, y para conservar el paso sobre la calle La Castañeda, la rampa se incrementó 100 metros más; en el proyecto original dicho cruce era eliminado.

El secretario de Obras, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que después de una serie de mesas de trabajo con los vecinos de la zona se analizó y estudió esta petición para conservar el paso vehicular que sirve como alternativa para los automovilistas que se dirigen de poniente a oriente, entre las colonias Mixcoac y San José Insurgentes, en la delegación Benito Juárez.

Con esa ampliación se incrementaron dos columnas más, para llegar a nueve, en lugar de siete, y la base sobre la que recae la rampa para conectarse con vialidad se amplió 13 metros más.

La construcción de esta rampa servirá para evitar un tramo conflictivo sobre Avenida Revolución, de casi un kilómetro de longitud; eliminará una carga fuerte de vehículos a nivel superficial, pues actualmente los que se dirigen al sur tienen que atravesar un mercado, un paradero y la salida del Metro Mixcoac, además del cruce con otras calles de tránsito local.

"La construcción del diálogo con vecinos y especialistas en movilidad nos ha permitido mejorar los proyectos del Circuito Interior; la bajada del puente Molinos es una muestra clara de los buenos acuerdos", señaló Tungüí Rodríguez.

De acuerdo con el proyecto, esta adecuación vial servirá para que los automovilistas que utilicen el puente vehicular existente desciendan sobre avenida Revolución, en dirección al sur, y libren los cruces semaforizados de avenida Molinos y el Eje 7 Sur, así como el paradero de autobuses y el mercado de Mixcoac.

Dijo que una vez que esta adecuación vial esté operando la usarán 20 mil vehículos diariamente, lo que servirá para que a nivel superficial también se reordene la circulación. Los trabajos comenzaron en junio y se prevé que duren ocho meses.

La Secretaría concluyó la perforación, armado y colado de 58 pilas que forman parte de la cimentación profunda de este proyecto; restan ocho más. Además, están concluidas siete de las nueve zapatas y columnas que conformarán esta estructura.

En los próximos días se realizará el armado de acero de los cabezales en las columnas que ya están concluidas, para que posteriormente se cuelen con concreto. Los cabezales servirán como apoyo para soportar las trabes metálicas y la superficie de rodamiento por donde pasarán los vehículos una vez que esta rampa, de 452 metros de longitud, esté en funcionamiento.

En la zona de obra, en ambos sentidos de avenida Revolución, hay paso vehicular. Se confinaron tres carriles de Avenida Revolución: dos en dirección al sur y uno al norte, por lo que se distribuyeron 200 mil trípticos en la zona para informar las alternativas viales ante estos trabajos.