Maestros pasan lista hasta para marchar

Los 20 mil profesores que llegaron desde Oaxaca y mantienen un plantón en el Monumento a la Revolución marcharon a la Secretaría de Gobernación con sus dirigentes.
Los 20 mil profesores que llegaron desde Oaxaca y mantienen un plantón en el Monumento a la Revolución marcharon a la Secretaría de Gobernación con sus dirigentes.
Los 20 mil profesores que llegaron desde Oaxaca y mantienen un plantón en el Monumento a la Revolución marcharon a la Secretaría de Gobernación con sus dirigentes. (Alejandra Arteaga)

Ciudad de México

Como si estuvieran en sus escuelas, los maestros de la CNTE pasan lista en el campamento que instalaron en el Monumento a la Revolución. Se acercan al coordinador para escribir, en una hojita blanca, su nombre y firma. Se registran cada mañana y otra vez antes de una marcha.

En la madrugada, como las 2:30 de la mañana, algunos maestros que dormían en casas de campaña sobre Paseo de la Reforma tuvieron que despertar, salir de sus tiendas y llevarse todo al Monumento a la Revolución. Cuando terminaron de instalarse, también pasaron lista.

Hoy, los 20 mil profesores que llegaron desde Oaxaca marcharon a la Secretaría de Gobernación con sus dirigentes. Iban a decir por qué tomaron las calles, por qué protestan y qué quieren del gobierno federal.

Antes de que inicie la marcha, un grupo de siete maestras, de entre 22 y 30 años, se agruparon en círculo al pie de una de las cuatro columnas del Monumento a la Revolución. Se pasan la tablita con la lista y anotan su nombre. Cuando la reportera les pregunta por qué protestan dicen que no pueden decir, pues "luego se presta a malinterpretaciones".

"Los dirigentes son los que nos rigen, y nos han dicho que no contestemos, entonces mejor que él conteste", dijo la joven maestra, que no dio su nombre.

Otro profesor dice que los dirigentes son los únicos que pueden dar información, pero que el campamento de los líderes no está lejos. Para atravesar el plantón se necesita sortear cientos de casas de campaña y caminar agachado entre las miles de cuerdas que sostienen el campamento.

De entre un grupo de casas de campañas una resalta por un pequeño letrerito rojo que dice: "Sección Huajuapan", un municipio de la región mixteca.

"En primer lugar, lo que se está exigiendo a nivel nacional e internacional es la aparición y el esclarecimiento de la desaparición de nuestros 43 compañeros normalistas de Ayotzinapa; segundo, estamos en el entendido que el artículo 3 y 73 se tiene que derogar porque es una situación administrativa no un asunto de pedagógico", dice Rigoberto Martínez, representante del sector Huajuapan.

El año pasado, los maestros de la Sección 22 de la CNTE se plantaron ahí, en el Monumento a la Revolución, para rechazar la aprobación de la reforma educativa, que modificó los artículos 3 y 73 de la constitución.

El maestro Joel López Hernández, secretario de la delegación 247 de secundarias, coincide en el punto 3 del profesor Rigoberto: el pago de la nómina de los docentes.

Los dirigentes explican que en diciembre del año pasado entregaron una planilla con los nombres de todos los maestros de la sección 22 de Oaxaca al Instituto de Educación Pública del estado, quienes se los entregarían a la SEP.

Reclaman que hasta la fecha 31 mil 500 profesores de esa lista no han recibido el pago de las últimas tres quincenas.

En una casa de campaña aledaña al campamento de los dirigentes, sentado sobre una silla plegable, el maestro de preescolar Antonio Aquino, platica con otra maestra. Dice que es necesario dejar claro que no están ahí por flojos, sino porque luchan por la justicia social.

"Porque existe mucha injusticia en el país, pero bueno, el principal motivo es que no han llegado las quincenas completas de los compañeros", dijo.

Dice que se plantaron en la Ciudad de México porque "fue un acuerdo de la asamblea estatal, donde se determinó que así tendría que ser, que el día 9, 10 y 11 íbamos a suspender labores para hacer presión acá, ese es uno de los puntos, el otro es el caso Ayotzinapa".

Parece que hasta los vendedores ambulantes se solidarizaron con los maestros. Pequeños panfletitos del "Servicio Profesional Docente", la "Ley del Instituto Nacional de Evaluación" y "Todo sobre la reforma laboral" se venden a 10 pesos y, "los más gorditos", sobre la reforma educativa, a 20.

Una camioneta con altavoces recorre por la orilla el Monumento a la Revolución anunciando la marcha en el Paseo de la Reforma, que va a ser de la Torre del Caballito hasta el Ángel de la Independencia. El maestro encargado del micrófono vuelve a pasar lista para que los docentes se formen en el orden en que marcharán. "Arranca la región de la costa, luego el Istmo, la Mixteca, la Sierra, Ixtepec, Valles centrales y cerramos con los compañeros de La Cañada".