Detecta CNTE infiltrados en marcha por normalistas

La CNTE detuvo a un grupo de 25 personas que acusó de ser infiltrados en la manifestación en apoyo a los 43 normalistas de Ayotzinapa; fueron liberados cuando los visitadores de DH llegaron.

Ciudad de México

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) detuvieron y amarraron, al menos, a 25 personas a quienes acusaron de infiltrar la marcha de este sábado que demanda la presentación con vida de los alumnos de la normal rural, Raúl Isidro Burgos.

Los señalados como saboteadores de la movilización fueron entregados a visitadores de la Comisión de Derechos Humanos, sin que hasta el momento se conozca sus motivaciones y participación dentro del contingente; sin embargo, uno de los detenidos afirmó que permanecieron unos días en la caseta y que fueron engañados por un hombre.

"A nosotros nos contrataron para apoyar a los de Ayotzinapa a cambio de ayuda económica y solo conocemos a la persona como Olaf quien hace 3 días nos contactó", dijo Jorge vecino de la delegación Gustavo A. Madero retenido en el grupo.

Los acusados como infiltrados fueron resguardados por integrantes de la CNTE durante la marcha que partió de Constituyentes y avanzó por Chapultepec. Los maestros identificaron y ataron a los presuntos infiltrados y aseguraron que los presentarán ante la sociedad para que vean "quienes son los que causan desmanes".

Integrantes de la CNTE explicaron que detectaron a este grupo de personas, en su mayoría jóvenes, cuando tomaron casetas en la autopista México- Cuernavaca ayer y hoy, y los agarraron porque "aceptaron que les prometieron un pago por infiltrarse en la manifestación de este sábado".

Las personas estuvieron custodiadas por sujetos con los rostros cubiertos, para evitar su incorporación en el contingente de la CNTE.

Supuestamente los "infiltrados" fueron detenidos en la caseta de la México-Cuernavaca pidiendo dinero a nombre de los padres de los normalistas de Ayotzinapa.

Los maestros realizaron un plantón frente a las instalaciones de Televisa, donde cada una de las personas infiltradas tomó el micrófono para dar datos como su nombre, edad, ocupación y los motivos por los que aceptaron infiltrarse por dinero.

El contingente que intentaba llegar hasta la plancha del Zócalo, cambió su ruta hacia el Monumento a la Revolución, donde padres de los normalistas desparecidos el pasado 26 de septiembre encabezaron un mitin.