Convocan a marchas contra obras sin planeación en DF

Organizaciones civiles mostraron su rechazo a las construcciones que son impuestas y en beneficio de intereses particulares en vez de procurar bienestar a los habitantes de la ciudad.

Ciudad de México

Organizaciones civiles y grupos vecinales, entre ellas Greenpeace, convocaron a una marcha pacífica por la defensa de la Ciudad de México el próximo 5 de diciembre, para no seguir con obras sin planeación, impuestas y en beneficio de intereses particulares.

Bajo el lema #AsíNO, los integrantes de la campaña Operación Ciudad, que encabeza de Greenpeace, pidieron acciones para desarrollo de la ciudad como un elemento para generar bienestar a sus habitantes.

"No estamos en contra, pero ese desarrollo debe estar encaminado a la sostenibilidad y garantizar además calidad de vida a quienes las habitamos incluyendo salud y disfrute", indicaron.

"Para ello, se debe escuchar a las personas para hacer un diagnóstico real de las necesidades de la gente y el tipo de obras que se deben realizar para satisfacerlas, siempre buscando un beneficio colectivo, y la armonía con nuestro entorno. Insistimos: debe existir una planeación integral con visión sostenible, haciendo un uso responsable de los recursos, evaluando los impactos económicos, sociales y ambientales de cada obra, para dejar de promover proyectos faraónicos o devastadores que lejos de solucionar los problemas de la ciudad, a la larga habrán de incrementarlos".

La marcha está programada para el sábado 5 de diciembre a las 11 horas de los Arcos de Sevilla en Avenida Chapultepec al Ángel de la Independencia.

El grupo Operación Ciudad busca una planeación integral y que tenga a la gente como eje de sus políticas de desarrollo; donde la gente viva con dignidad, seguridad, pueda ser feliz y desarrolle su potencial; con identidad y que esté viva.

Los grupos buscan una ciudad que sí tenga intervenciones, que sí tenga obras, muchas obras, incluso en "patios traseros" pero que: vean por el interés público; respeten la legalidad; y promuevan un desarrollo incluyente y sostenible.

Estas intervenciones siempre deben procesarse de forma democrática e informada; en consulta con la ciudadanía; con concurso público de los proyectos; con consulta abierta a los expertos; basándose en evidencias y argumentos sustentables; que cumplan escrupulosamente con la ley; sin agandalles y de forma legítima.

"Todo esto es posible en el Distrito Federal pero debe cambiar la forma y el quién toma las decisiones. Ahora el poder está lejos de la ciudadanía y cercano a las relaciones corruptas entre gobernantes y grupos económicos dominantes como constructoras e inmobiliarias voraces. La ciudadanía debe tener voz y voto", aseguró Angélica Simon de Greenpeace.

"Así, es indispensable un cambio político: con instituciones metropolitanas de visión integral e incluyente, con solidez técnica y legitimidad política; con contrapesos ciudadanos efectivos a quienes deciden sobre las intervenciones urbanas".

La marcha es un rechazo a las políticas urbanas actuales; una censura a un sistema que premia la corrupción y la voracidad; y una exigencia de un cambio político en el manejo de los asuntos de la ciudad que anteponga la legítima aspiración ciudadana a una vida digna, feliz, segura y sostenible.

Los ciudadanos organizados del Colectivo "Juárez no ha muerto", Colectivo Camina Haz Ciudad, Comité Ciudadano Roma Norte Comité Ciudadano Roma Norte II, Com Ciudadano Roma Norte, Frente Amplio Contra la Supervía | Genera, Greenpeace México, A.C., La Voz de Polanco, Movimiento @NoCorredor, 06600 Plataforma y Observatorio Vecinal de la Colonia Juárez