Frenan filtración de encapuchados en marcha

Los manifestantes que partieron del Zócalo con dirección al Ángel de la Independencia, han impedido que los autodenominados anarquistas se unan al contingente.

Ciudad de México

Un grupo de 40 personas encapuchadas ha intentado integrarse a la marcha que partió del Zócalo con dirección al Ángel de la Independencia, sin que hasta el momento haya podido unirse al contingente.

Los autodenominados anarquistas realizaron algunas pintas en la calle 5 de Mayo, pero hasta el momento no se han registrado incidentes mayores.

Por su parte, organizaciones civiles, estudiantiles y sindicales continúan avanzando por Paseo de la Reforma con dirección al Ángel de la Independencia, en protesta por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y por los dos años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

A este contingente se integraron los padres de familia y compañeros de los estudiantes desparecidos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, para encabezar la marcha.

En el lugar no se aprecia la presencia de policías del Distrito Federal o granaderos, únicamente de elementos de vialidad quienes agilizan la circulación y dan preferencia a los manifestantes para evitar cualquier contratiempo.

Llega primer contingente al Ángel

De manera paralela, el contingente del STUNAM y del IPN que partió del Monumento a la Revolución, arribó al Ángel de la Independencia.

Los cerca de cuatro mil manifestantes habían planeado dirigirse al Zócalo, pero de último momento decidieron  cambiar la ruta.

Los manifestantes fueron recibidos en el Ángel por diferentes contingentes: grupos del magisterio que celebran su primer aniversario de lucha contra la reforma, ciudadanos que exigen la aparición de los estudiantes normalistas y por un grupo de integrantes del movimiento #YaMeCansé.

Algunos participantes lanzaron cohetones al paso del contingente, pero la camioneta del STUNAM, que encabezó la manifestación, pidió a los participantes abstenerse de utilizar este tipo de material ya que la marcha es pacífica.

Integrantes del grupo #YaMeCansé, que participan en la marcha, regalaron claveles blancos y trípticos explicativos sobre cómo actuar ante una detención arbitraria.

Durante la trayectoria del contingente no se registró algún incidente o pintas de edificios.