Ebrard insiste en retar a Mancera

Marcelo Ebrard mandó un mensaje a través de Twitter al jefe de Gobierno para pedir un diálogo público sobre los problemas de la Línea 12.
El ex jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y el actual, Miguel Ángel Mancera. Archivo.
El ex jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y el actual, Miguel Ángel Mancera. Archivo. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Marcelo Ebrard insistió a través de su cuenta de Twitter en realizar un debate público con el actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel MAncera, para hablar sobre los problemas de la Línea 12 luego de que Mancera dijera en entrevista con Carlos Loret de Mola que la Línea Dorada no era "materia de un debate político".

"A Mancera: Si todo el tema de la Línea 12 es técnico por qué el miedo al diálogo" escribió Ebrard, en su cuenta de Twitter.

El 10 de septiembre pasado, Ebrard realizó una conferencia en la que exigió a Mancera presentar pruebas en su contra por la Línea 12, pues expuso que los resultados que la Contraloría capitalina había presentado sobre posibles responsables era una "imputación indirecta de corrupción".

Ese día el ex jefe de Gobierno dijo que "lo mejor para la Ciudad y para él, evidentemente para mí también, que esto se aclare y saquemos las intencionalidades políticas del manejo de la Línea".

Acusó que el 8 de julio de 2013 la administración que encabeza Mancera "recibió en definitiva la Línea 12 calificándola como segura y operable".

Al día siguiente -el 11 de septiembre- Mancera rechazó una reunión con su antecesor.

"No veo cuál sería la utilidad de este tema, ahí está muy claro, es absolutamente técnico-jurídico, y además hay una cosa muy importante, mi trabajo está concentrado, precisamente, hacia dos tareas fundamentales: garantizar la seguridad de los usuarios de la Línea 12 y poder restablecer el servicio con toda la capacidad técnica de soporte y de seguridad lo antes posible", dijo en conferencia.

La petición de debate fue lanzada por Ebrard luego de que la Contraloría presentó sanciones contra 33 ex funcionarios y funcionarios del Proyecto Metro y el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro así como 15 denuncias ante la Procuraduría de General de Justicia del Distrito Federal por la posible comisión de algún delito el día 9 de septiembre.

Desde la administración de Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera mantuvieron una relación cercana hasta las fallas detectadas en la Línea 12 del Metro.

Cuando Ebrard fue secretario de Seguridad Pública del DF y nombró a mancera como asesor de esa Secretaría. En 2004, luego del linchamiento en Tláhuac, Ebrard fue removido del cargo y López Obrador lo nombró secretario de Desarrollo Social.

Mancera se volvió consejero jurídico de esa dependencia. Cuando Ebrard se convirtió en jefe de Gobierno, Mancera fue nombrado subprocurador de Procesos y Mandamientos Judiciales en la PGJDF y asumió el cargo de Procurador de Justicia del Distrito Federal después de los hechos ocurridos en el New's Divine, donde doce personas murieron.