No habrá tiempos políticos para rehabilitar L12: Mancera

El jefe de Gobierno dijo que se privilegiará la seguridad de la ciudadanía por lo que, en este momento, no están en condiciones de ofrecer un estimado de tiempo para su reapertura.

Ciudad de México

La puesta en marcha de la Línea 12 del Metro se dará una vez que se tengan los elementos de seguridad necesarios, confirmó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

"El tiempo de la línea, reitero, no siempre empata con los tiempos políticos, con los tiempos técnicos y de atención a la ciudadanía, nosotros le vamos a dar toda la preferencia a la seguridad de la ciudadanía y allí es donde se van a marcar los tiempos para la reapertura", afirmó.

Cuando se cerró la Línea 12 de manera parcial, de Tláhuac a Atlalilco, por un problema de desgaste ondulatorio, autoridades del gobierno capitalino indicaron que en su rehabilitación tardaría seis meses a partir de que se suspendieron las operaciones.

Sin embargo, a más de tres meses, continúan las labores para tener un cronograma de rehabilitación, primero estuvo a cargo del Sistema de Transporte Colectivo y la Secretaría de Obras y Servicios.

El jefe de Gobierno expuso que van a hacerse pruebas entre los trenes y los rieles, las cuales determinarán el calendario para la puesta en marcha de la Línea.

Mientras continúe cerrada, los autobuses de RTP seguirán prestando el servicio de manera gratuita para los usuarios afectados.

Milenio dio a conocer que este miércoles iniciarán las pruebas a lo largo de un ramo de 700 metros para determinar una compatibilidad entre las ruedas del riel y una correcta operación del sistema de lubricación.

Por su parte el secretario de Obras del GDF, Alfredo Hernández García, dijo que será la próxima semana cuando se dé a conocer la fecha de reapertura de las 11 estaciones de la Línea Dorada que fueron cerradas.

En entrevista para Milenio Televisión, el funcionario capitalino aseguró que se va a privilegiar la seguridad y es por ello que no pueden arriesgarse a cometer un error al realizar las obras con premura, por lo que esperarán el tiempo necesario.