Se inundó Periférico por robo de cable que impidió bombeo

Ramón Aguirre, titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, refirió que San Antonio y Viaducto también se vieron afectadas con las intensas lluvias del domingo pasado.

Ciudad de México

El robo de cable de cobre de una planta de bombeo en Periférico y Reforma, ocasionó que con la lluvia se inundara esa zona el domingo pasado, ya que el agua cubrió hasta un metro de altura, dijo el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, señaló que esa planta de bombeo es operada por la empresa concesionaria del segundo piso del Periférico, OHL, pero debido al robo referido, la afectación generada por la inundación duró 12 horas y no máximo de dos horas.

Añadió que el operativo de la Unidad Tormenta, con sus 135 campamentos, se mantendrá hasta noviembre para atender los problemas generados por las lluvias, como el de este domingo.

"Desafortunadamente por esa situación (robo de cable), le pedimos a OHL que consiguiera una segunda generadora en renta y que la deje ahí para salvaguardar el punto", indicó.

"El hecho es que sí afecto el funcionamiento del transformador y de alguna manera dejó dependiente la planta de bombeo del generador. La realidad es que el generador no debió haber fallado, al ser nuevo, pero se presentó el robo; sin éste, se hubiera recuperado la vialidad a las 2 de la mañana y no 12 horas después".

Informó que se realizan obras metropolitanas para que el drenaje de la ciudad pueda resistir una lluvia de 60 milímetros, como la de este fin de semana.

Ramón Aguirre refirió que debido a la fuerte lluvia también resultaron afectadas las vialidades de San Antonio y Viaducto, principalmente por la acumulación de basura.