Usuarios de la Línea A, beneficiados con aumento del boleto

El GDF considera que la eliminación del torniquete que une a la línea férrea con la 1,5 y 9 en la estación Pantitlán puede contribuir a que los usuarios acepten el aumento.

Ciudad de México

Rocío Bolaños viaja diariamente del Metro Tepalcates hacia Observatorio y gasta 12 pesos en su viaje, pues utiliza la Línea A y luego la Línea 1; ese trasbordo en Pantitlán es el único de toda la red del Sistema de Transporte Colectivo que se cobra doble; sin embargo, si se aprueba el aumento de tarifa el Gobierno del DF se comprometió a cobrar un solo viaje.

Así como Rocío, otras 120 mil personas que diariamente realizan utilizan esa correspondencia de líneas se verían beneficiadas, ya que sólo pagarían 10 pesos por un viaje ida y vuelta, y no los 12 que actualmente gastan.

La línea A del Metro fue inaugurada el 12 de agosto de 1991, y desde entonces se han cobrado dos boletos para pasar de esa ruta férrea a las líneas 1, 5 y 9, que también llegan a Pantitlán.

Esa línea cuenta con 10 estaciones y en un día laborable es utilizada, a lo largo de sus 14.8 kilómetros, por aproximadamente 291 mil usuarios, de los cuales cerca del 40 por ciento paga el trasbordo. Además, el 90 por ciento de usuarios de esa línea pagan el doble pasaje, pues solo el 10 por ciento entra con gratuidad.

En otras líneas que tienen correspondencias, como Zapata con las líneas 12 y 3 o Chabacano con la 2, 9 y B, el cruce entre estaciones es gratuito.

El GDF considera que dar a conocer la eliminación del pago doble en el torniquete de la estación Pantitlán ayudará a que los usuarios acepten el aumento de la tarifa.

"En la Línea A, tu opinión sí cuenta", se lee en el folleto que utiliza el GDF para tratar de convencer a los usuarios de aceptar el aumento. Y añade: "Por ello, con el ajuste a 5 pesos, se eliminará el pago doble en el torniquete de la estación Pantitlán, así sólo pagarás una vez".

No solo el pago de doble peaje afecta a los usuarios de la Línea A, también los retrasos en el servicio, pues los trenes 19 que prestan servicio no pueden circular a la velocidad comercial programada de 30 kilómetros, sino que lo hacen a 15 km o menos, por los problemas en la línea. que sufre de hundimientos que deforman las vías y los aparatos de vía, así como daños a la estructura.

"Actualmente el cajón tiene daños estructurales de diversa magnitud, considerados de riesgo, además se han registrado grietas activas que atraviesan el cajón desde Guelatao hasta los Reyes, que inducen diferentes tipos de daños y deformaciones", indica un dictamen del Metro.

Además, de acuerdo con un diagnóstico del Sistema de Transporte Colectivo del que MILENIO tiene copia, le hacen falta convoyes, al menos dos, para reducir la frecuencia de paso, que es de 3.55 minutos, a tan solo 3.