"Avenida Tláhuac está peor que antes de la Línea 12"

Con esa línea del Metro, en avenida Tláhuac bajó la afluencia vehicular, había menos microbuses y los tiempos de traslado se redujeron. Ahora está peor que nunca, afirman residentes de la zona.
Los usuarios de la Línea 12 tienen que esperar hasta 40 minutos para poder abordar uno de los camiones de la RTP.
Microbuses, taxis, vehículos particulares y los RTP colapsan el tránsito en avenida Tláhuac. (Milenio)

Ciudad de México

Hasta hace 13 días Claudia hacía media hora de su casa, en la Unidad Habitacional Mirasoles, en Iztapalapa, a su trabajo en Santa María Aztahuacán. No usa el Metro, pero desde que cerraron la mitad de la Línea 12 duplicó su tiempo de traslado por las afectaciones viales en avenida Tláhuac.

Con la inauguración de la llamada Línea Dorada cambió el rostro de esa avenida, que era la principal vía de entrada y salida para los residentes de la zona entre las delegaciones Iztapalapa y Tláhuac.

Bajó la afluencia vehicular, había menos microbuses y los tiempos de traslado se redujeron. "Incluso hasta siento que el servicio del micro mejoró un poco porque ahora querían más pasaje, los RTP disminuyeron demasiado, sí funcionó la vialidad, en cuestión de seguridad también", comenta Claudia, quien desde hace 30 años vive a cinco cuadras de avenida Tláhuac.

Hoy, asegura, dicha vialidad está peor que nunca.

"Está muchísimo peor porque no solamente son las personas que quieren llegar a algún Metro, sino las personas que no lo utilizan, para poder tomar un transporte ya hay tráfico incluso en calles pequeñas", destaca.

Desde que cerraron 11 de las 20 estaciones de la Línea 12 el tránsito en avenida Tláhuac avanza "a vuelta de rueda (...) entre el transporte, entre taxistas, entre el tráfico normal y ahora con toda la cantidad de transporte de RTP", señala.

"Cruzaba Tláhuac sin ningún problema en 2 minutos, ahorita lo puedo cruzar hasta en 15 minutos porque está tan atorado que no dejan pasar. Aparte ya prohibieron las vueltas a la izquierda y entonces la gente se tiene que meter a las calles pequeñas" solo para cruzar la avenida.

Antes de que existiera la Línea 12, los habitantes de la zona podían llegar por Periférico, calle San Lorenzo o avenida Tláhuac a los Metros Constitución y UAM, de la Línea 8, y Tasqueña de la Línea 2.

Ahora, señala Claudia, "todas estas rutas están complicadas, se saturan de todos modos. Por ejemplo hay otra manera de llegar a Tasqueña que es por Miramontes, antes yo por esa ruta hacía unos 40 minutos a Tasqueña, y ahora ha habido ocasiones, no solo yo sino que me platican, que hacen hasta dos horas para llegar".

Si quiere usar el Metro, ahora Claudia debe contemplar que tardará una hora en trasladarse de Periférico a la estación Atlalilco, es decir cinco estaciones de la Línea 12. Su hermano tarda hasta tres horas en ir de Iztapalapa a Santa Fe y su novio debe rodear por Periférico para llegar a San Pedro de los Pinos, recorrido que le toma más de dos horas.

A partir del cierre de estaciones del Metro Claudia ha llegado tarde al trabajo por lo menos dos veces por semana, y eso "saliéndome con tiempo (...) "el tráfico está completamente colapsado".

Por eso, dice Claudia, ella y muchos otros tratan de evitar la avenida Tláhuac.