GDF inicia limpieza en Laguna San Bartolo, en Mixquic

El propósito es preservar el ajolote, extraer el lirio acuático para usarlo como abono, generar semilleros y mejorar el agua de riego para hortalizas, destacó la Secretaría de Desarrollo Rural.

Ciudad de México

Personal del gobierno capitalino inició trabajos de limpieza y desazolve en la Laguna San Bartolo, en San Andrés Mixquic, para preservar el ajolote, usar el lirio acuático como abono, generar semilleros ,mejorar el uso del agua de riego para hortalizas y permitir el paso de canoas.

La secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, Rosa Icela Rodríguez, quien supervisó los trabajos, explicó que estos consisten en el retiro de pastizales y hierbas, y extracción de material saturado, es decir, de raíces vegetales como lirio, tule y zacaltule, así como de sólidos inorgánicos.

Consideró que los trabajos de limpieza en esa laguna de la delegación Tláhuac concluirán en un mes, lo cuales permitirán tener las condiciones adecuadas para el desarrollo de los cultivos y eliminar el exceso de agua.

Rodríguez dijo que esto permitirá también, con el lodo que se extrae, generar almácigos y nivel el suelo donde se siembran las hortalizas.

La zona lacustre de Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta, dijo, se caracteriza por ser chinampera y de alta productividad agrícola en la Ciudad de México, por lo que los trabajos de limpieza son importantes para evitar que se siga deteriorando la laguna por la explotación de mantos acuíferos, el crecimiento de la mancha urbana y contaminación del agua, entre otros factores.

Víctor Chávez, representante del proyecto "Obras de conservación de suelo y agua en la Laguna de San Bartolo, en San Andrés Mixquic", explicó que con estos trabajos se da empleo a mujeres y hombres de la zona, además de preservar el medio ambiente.

Recordó que la laguna solía ser un espacio por el cual los chinamperos transportaban sus hortalizas a través de canoas, hacia las carreteras y caminos terrestres para su posterior entrega en los puntos de venta; sin embargo, ahora es imposible dado que se encuentra invadida por vegetación acuática y azolvada.

Este proyecto tiene un presupuesto de un millón 110 mil 655 pesos, del componente de Conservación y Uso Sustentable del Suelo y Agua (Coussa) del Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal (Conasa), en coordinación con la Sederec.

Los trabajos de limpieza se llevan a cabo en una longitud de 280 metros, y se plantarán ahuejotes, árboles que llegan a crecer hasta 15 metros y forman bosques ribereños, los cuales ayudarán a retener el suelo de manera natural y protegerán del viento a las cosechas, en beneficio de 35 hectáreas de cultivo.