Liberan a los 11 detenidos del Zócalo

Los ocho hombres recluidos en el penal de Villa Aldama, Veracruz, y las tres mujeres internadas en uno de Nayarit, fueron liberados la tarde de este sábado.

Ciudad de México

Los 11 detenidos tras una manifestación a favor de los normalistas de Ayotzinapa, realizada el 20 de noviembre, fueron liberados.

Los primeros en salir fueron los ocho hombres recluidos en el penal de Villa Aldama, Veracruz.

En punto de las 16:00 horas, Laurence Maxwell Ilabaca, Roberto César Jasso del Ángel, Ramón Domínguez Patlán, Hugo Bautista Hernández, Atzin Andrade González, Juan Daniel López Ávila, Luis Carlos Pichardo Moreno y Francisco García Martínez se reunieron con sus familiares después de nueve días detenidos.

Uno de los presos, Atzín Andrade, estudiante de la Esmeralda, aseguró que su libertad es como si le devolvieran la vida.

"Ahorita no tengo muy claro lo que sigue, me acabo de bajar de una camioneta del reclusorio, apenas voy saliendo, voy saludando a los amigos y a la familia. Tengo hambre, yo creo que eso es lo primero que haré, ir a comer", dijo en entrevista para MILENIO.

Horas más tarde, Hillary Analí González Olguín, Lilian Garduño Ortega o Liliana Garduño Ortega y Tania Damián Rojas o Tania Ivonne Damián Rojas, fueron liberadas del penal de Nayarit.

Hoy el juzgado 17 de Distrito en Xalapa, Veracruz, reclasificó el delito de homicidio en grado de tentativa por el de lesiones, el cual la PGR imputó en contra de las 11 personas, por lo que ordenó la inmediata liberación de los detenidos.

Los detenidos eran acusados de motín, asociación delictuosa y homicidio en grado de tentativa.

Padre de chileno detenido niega hablar sobre la justicia mexicana

En el caso del chileno Laurence Maxwell el proceso concluyó en las oficinas de la delegación del Instituto Nacional de Migración del puerto de Veracruz poco después de las 19:00 horas de este sábado.

Alberto Maxwell, padre del ciudadano chileno, declinó opinar sobre la justicia mexicana, "prefiero no juzgar sobre algo que no me corresponde a mí, yo soy extranjero, pasé un mal rato de hecho y no quiero pasar otro mal rato".

Alberto Maxwell expresó que su hijo era inocente, no le encontraron capucha, ni prueba alguna por los delitos que le imputaban, pues los detenidos ni se conocían entre ellos y su hijo ni siquiera llegó a la manifestación, sino al final de ella.

Dijo que su hijo concluirá su tesis de doctorado en Literatura que realiza en la UNAM, pero es decisión de él que se quede o no en el país, pues tiene 47 años y es suficientemente maduro para decidir.