Transportistas se ampararán ante Ley de Movilidad

Los trabajadores dijeron que una vez que se publique la ley en la Gaceta Oficial analizarán los más de 260 artículos para ver las inconsistencias que se puedan combatir.
En la carretera Nacional también se apreció el regreso de automovilistas.
Los transportistas analizarán los 260 artículos de la Ley de Movilidad (Raúl Palacios)

Ciudad de México

Transportistas de más de 70 de las 96 rutas que operan en el Distrito Federal señalaron que la Ley de Movilidad pasó sin que el gremio tuviera una agenda común, con la que pudieran participar; por ello, algunos consideran que una vez publicada en la Gaceta Oficial se amparan, mientras que otros se congratularon por el cambio.

Felipe Núñez, presidente de Ruta 3, la cuarta ruta más grande en la capital, indicó que no hubo una agenda común, por lo que la ley salió, peor con algunas inconsistencias.

Sin embargo, dijo será hasta que se publique en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, cuándo se amparen.

Dijo que uno de los casos por los que consideran el refugió de la justicia es porque la Ley de Movilidad contempla que todos los recorridos se tengan que convertir a empresa, cuando hay derroteros que no son rentables por la carga fiscal.

"No hubo una agenda común para nada, hay gente que se ha reunido, pero la situación es muy diferente, hay recorridos pequeños de 5 y 6 kilómetros, que no son rentables, como esa hubo muchas otras incongruencias, nosotros estamos buscando ampararnos, pero hasta que se publique en la Gaceta", indicó el líder de la ruta que concentra a cerca de mil 500 unidades, de las 30 mil que hay en la ciudad.

"El que la haya aprobado el pleno, no tiene que ver cómo queda la situación, pues hay caso por ejemplo del propio Metrobús en donde los recursos se quedan con los que recaudan y no llegan a los transportistas".

Nicolás Vázquez, de la cúpula Nuevo Milenio que agrupa a 12 rutas, señaló que la nueva Ley de Movilidad se ha buscado hacerle cambios porque estaba estipulado que iba a administrar los recursos, pero puede presentar una oportunidad de participar para hacer cosas o proyectos y mejorar la calidad del transporte.

"Vamos a seguir revisando lo que sigue después de su aprobación en la Asamblea, porque viene la parte de la reglamentación, pero se requerirá que los proyectos que se realicen sean revisados minuciosamente para que no se generen más problemas que beneficios y evitar abusos de las personas", expuso.

"Sobre el amparo, si hubiera inconsistencias si estaríamos buscando interponer los amparos correspondientes, pero tuvimos un acuerdo durante la revisión que se hizo con el Gobierno del DF, en espacial con la Secretaría de Gobierno y con la Asamblea Legislativa para que se respete la redacción que nos mostraron a los transportistas y que no afecta sino que beneficia a la ciudad".

Encarnación Juárez, de la agrupación Movilidad y Progreso, que concentra 27 rutas y 3 empresas de transporte en el DF, señaló que es importante para la Ciudad de México tener una ley moderna con visión futurista, para acabar con el paradigma de la operación hombre-camión, la cual "es una carga perversa de los últimos 40 años".

Señaló que van a analizar los más de 260 artículos de la Ley de Movilidad así como sus transitorios una vez que se haga la publicación oficial para hacer un análisis jurídico y las inconsistencias se puedan combatir con el requisito constitucional del amparo.

"Los representantes del sector transporte no tuvieron capacidad para forjar una agenda común porque hay intereses de gestoría, y otros en el amparo ven un negocio, cuando es una garantía jurídica", dijo Juárez.

Mario Islas, presidente del Corredor de Transporte La Viga-Tepito Ruta 1, la más grande la Ciudad, que la nueva ley permitirá seguir avanzando con los proyectos de gobierno organizado como sociedad mercantil.

Mientras que Jesús Padilla, de la asociación Movilidad de Vanguardia, que agrupa a 27 rutas, señaló que la Ley de Movilidad permitirá tener el andamiaje jurídico al Gobierno para acelerar la modernización y el cambio de las unidades.

No obstante, aclaró que el sector transporte generó que se siga sin tener acuerdos de organizarse para afrontar temas importantes, como la discusión de la nueva norma y llegar a tener una agenda común.