Pide diputado crear ley alimentaria en el DF

En el país hay 28 millones de personas en situación de hambre, de las cuales el 13 por ciento están en la capital del país.
El asambleísta Rubén Escamilla convocó a los infantes a comprometerse con siete puntos para combatir el acoso escolar.
(Ilich Valdez )

Ciudad de México

En México se calcula que hay 28 millones de personas en situación de hambre, de esas, poco más de un millón se encuentran en el Distrito Federal, por lo que el presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos de la ALDF, Rubén Escamilla, llamó a crear la ley alimentaria en la capital.

La cifra representa un 13 por ciento del total de los ciudadanos con carencia de acceso a la alimentación en México.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) la carencia por acceso a la alimentación es la segunda privación social que más afectó a las y los mexicanos, señaló el diputado.


El legislador local del PRD  manifestó que según cifras del Coneval, México es uno de los países que aporta a la producción mundial el 30 por ciento de los cereales del mundo.

Sin embargo, aquí son desperdiciados alrededor de 15 por ciento de los comestibles disponibles, existiendo además un problema de acceso a los alimentos debido al aumento constante del precio de los mismos.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, Escamilla exhortó a las Secretarías de Desarrollo Económico, de Desarrollo Social, de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades del GDF, a que instalen una mesa de trabajo para presentar la iniciativa con proyecto de decreto para crear la Ley de Alimentación y Nutrición en el DF.

Escamilla manifestó que los datos anteriores permiten visualizar el tamaño del reto que significa implantar el derecho a la alimentación adecuada en el país y en la Ciudad de México.

"Pero este reto no se limita a la seguridad alimentaria. Los componentes del derecho a la alimentación señalan que debe considerarse en su realización aspectos como la producción, que se relaciona con la calidad de los alimentos", expuso.

"La distribución, el abasto y el consumo, que tienen que ver con la accesibilidad a los alimentos; y la salud y nutrición que son componentes necesarios para cubrir la disponibilidad alimentaria".

Como parte de las actividades del Grupo de Trabajo de Comisiones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, conformado en la Sexta Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dijo el legislador, se han establecido tres ejes centrales, que son: un diagnóstico de la situación del derecho a la alimentación en el Distrito Federal; una actualización legislativa; y una revisión de las políticas públicas que permita evaluar las actuales y proponer otras nuevas con su respectivo soporte presupuestal.  

En el Distrito Federal se destacan en los últimos meses dos acciones que vale la pena mencionar en torno al derecho a la alimentación.

La primera es la elaboración de una Canasta Básica Alimentaria para el Distrito Federal, trabajada por un comité técnico a iniciativa del Consejo de Evaluación del Desarrollo Social (EVALUA-DF), y que actualmente es referencia en la propuesta para recuperar el salario mínimo presentada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos consideró la necesidad de que esta canasta básica tendría que ser referencia obligada en comedores comunitarios y públicos, así como en mercados, tiendas populares y tianguis.

También en los distintos canales de distribución y abasto de la ciudad, así como en las cadenas de producción de alimentos con que se cuenta en el territorio de la capital, pero sobre todo en las escuelas del Distrito Federal en todos sus niveles.