Mujeres en CU: "ya no nos callen más, déjennos gritar"

Cientos de mujeres marcharon contra la violencia de género en Ciudad Universitaria, después de que el miércoles fue hallado el cuerpo de Lesvy, a continuación algunos testimonios.
En pancartas las mujeres piden acabar con los feminicidios.
En pancartas las mujeres piden acabar con los feminicidios. (Andrea Echavarria )

Ciudad de México

Al grito de "Se mata a las mujeres en la cara de la gente" y "No fue suicidio, fue feminicidio", cientos de personas marcharon en Ciudad Universitaria para pedir el esclarecimiento de la muerte de Lesvy.

Diana, una de las organizadoras de la marcha, explicó que convocar a las mujeres a participar en una manifestación es una de las formas de actuar más inmediatas.

"Que la violencia que permea en el país nos llegue hasta acá (CU) y sea tan tangible, a mí me destrozo", dijo en entrevista en Ciudad Universitaria.

La estudiante de geografía de la Facultad de Filosofía y Letras dijo que la marcha se convocó en cuestión de minutos y a través de un estado en Facebook.

"Trazamos la ruta y lanzamos un estado de 'copia y pega' en tu muro. No pensamos que fuera a venir tanta gente, pero la asistencia está impresionante", enfatizó.

Aseguró que el leer las notas de lo que sucede diariamente en el país la "destroza"; sin embargo, explicó que está vez es diferente "porque en este espacio, que es la universidad, es nuestro espacio, donde hay un montón de crecimiento... que la violencia que permea en el país nos llegue hasta acá y sea tan tangible, a mí me destrozo".

"Pedimos seguridad, felicidad y justicia. No estamos solas, nos tenemos, nos tendremos toda la vida", concluyó.

Mirela dijo que "está cabrón venir a tu propia universidad y que te tengas que andar cuidando".

La estudiante de sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales explicó que es común que existan agresiones contra las mujeres dentro del campus, sobre todo casos de acoso.

"El mismo día (que encontraron el cuerpo de Lesvy) hubo un caso de acoso, en el que acosaron a dos compañeras en el baño de la facultad y otras muchas situaciones de acoso que vivimos cotidianamente", puntualizó.

Mirela dijo que para ella marchar es importante porque así pueden "de menos exigir a la universidad que tome medidas para nuestra integridad".

"Vivimos en un país feminicida y con violencia machista", enfatizó.

Sandra dijo que "si no hay justicia, el estado sigue siendo cómplice de feminicidas".

La egresada de la UNAM explicó que la marcha se convocó a través de redes sociales y que fue motivada por el enojo y la impotencia que les provoca la violencia de género.

"Estoy encabronada. Me siento muy indignada, me siento muy frustrada", puntualizó.

Sandra dijo que espera que se investiguen los casos de acoso y que se erradique cualquier tipo de violencia de género en la universidad.

"Que se empiecen a investigar casos de acoso de profesores en CU, que se erradique cualquier tipo de violencia de género en toda la UNAM, también hay casos en las prepas", explicó.

Tras decir que está enojada y cansada, dijo que espera que lo sucedido con Lesvy sea un precedente "para que empiece a haber justicia para todas las mujeres que han muerto por violencia de género feminicida".

Alma dijo que "se ven muchas cosas en Ciudad Universitaria aunque digan que todo está muy bien".

La maestra de la Facultad de Ingeniería aseguró que la manifestación del estudiantado puede provocar que las autoridades tomen cartas en el asunto en cuanto a la inseguridad que se vive en la universidad. "Hay un poco de inseguridad, el ir sola por la noche.

"Ojalá se tomaran cartas en el asunto en cuanto a mayor vigilancia, porque se ven muchas cosas en CU aunque digan que todo está muy bien", puntualizó.

Una joven que prefirió no dar su nombre dijo que "un minuto de silencio no, ya no nos callen más, déjennos gritar".

Tras la lectura de poemas en el lugar donde fue colocado el altar en memoria de Lesvy, una mujer pidió a los hombres asistentes que cerraran los ojos y reflexionaran.

"Quiero que los hombres cierren los ojos y reflexionen para que sientan como nosotras sentimos.

"Imaginen a las mujeres más cercanas a ustedes, su mamá, su hija", narró.

Les pidió que imaginaran el dolor de una madre cuando le entregan el cuerpo de su hija y "la burla de las autoridades ante nosotras".

"En esta exigencia contra las autoridades nos han tratado de callar.

"Nos han quitado tantas cosas que ya hasta el miedo de luchar se nos ha quitado", puntualizó.

La mujer finalizó con una pregunta abierta a todos los presentes:

"¿Qué esperan para sentir el dolor de estas madres que tienen frente a ustedes?"