Desecha el PRD intento por legalizar mariguana

Buscan evitar la criminalización de los consumidores y que mejor se persigan otros delitos.
El cultivo de la mariguana avanza progresivamente en Chile
La iniciativa fue impulsada desde mediados de 2013. (Archivo)

México

La propuesta para una posible legalización del consumo de mariguana fue desechada por la mayoría de los diputados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y en su lugar buscan descriminalizar su uso y permitir que los adictos porten hasta 30 gramos; actualmente solo se permiten seis.

La iniciativa fue impulsada por los asambleístas Esthela Damián y Vidal Llerenas, además del presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados, desde mediados de 2013.

Sin embargo, el diputado Eduardo Santillán indicó, en conferencia de prensa, que fue rechazada la iniciativa y que ahora buscan que se apruebe la Ley para la Atención Integral de Sustancias Psicoactivas del DF, que tiene como eje principal descriminalizar a los consumidores, dejar de perseguir a los usuarios y priorizar el seguimiento de otros delitos.

"Prácticamente se ha desechado la idea de cualquier intento de legalización; es decir, esta idea y la de crear centros de distribución de mariguana están descartadas, tanto al interior del grupo parlamentario del PRD como de la propia Asamblea Legislativa, eso es lo que se tiene", manifestó.

Otros asambleístas como Víctor Hugo Lobo, Alejandro Robles, Alberto Martínez, Diego Martínez, Roberto Candia y Rubén Escamilla se habían pronunciado por descartar esa iniciativa.

Cuando dieron a conocer su posición sobre el tema, agregaron que la legalización no es prioridad para la agenda de la ALDF y mucho menos para la Ciudad de México, ya que existen necesidades de mayor urgencia para la población como el empleo, la seguridad y el transporte.

La propuesta de legislar y despenalizar el uso de la mariguana se basó en los resultados obtenidos en el Foro Sobre Políticas Públicas en Materia de Drogas, que realizó la Asamblea Legislativa en septiembre de 2013.

Además de la mariguana, los diputados pretendían regular la venta de sustancias como los inhalables (monas), que se venden en distintos colores y sabores, a pesar de que son tóxicos.

Los diputados buscan poner énfasis en la detección temprana del consumo de drogas en niños y jóvenes, con una ruta de atención.

Santillán se pronunció por que no se criminalice el consumo de mota, sin que eso sea un instrumento que utilicen las redes de narcomenudeo.

"El problema es que tenemos un mal sistema penal y una sanción mal establecida, porque en el caso del Distrito Federal se considera delito de narcomenudeo desde los cinco kilos y la posesión no sancionada de mariguana a partir de los seis gramos", expuso.

"Esto es un problema porque en una sola canasta tenemos a la persona que tiene los seis gramos y la de los cinco kilos con la misma sanción, eso es equivocado en el sentido penal. Se deben establecer penas graduales, porque no tiene el mismo riesgo de peligrosidad", comentó.

Respecto a la Ley para la Atención Integral de Sustancias Psicoactivas, dijo que el principio básico es la no criminalización del consumo y el tema se concentrará en una discusión importante: en el tema de los seis y los 30 gramos y las penas graduales, de tal suerte que dependiendo de la cantidad que porte una persona sea la sanción que alcance.

El diputado Vidal Llerenas anunció que presentará ante el pleno de la Asamblea Legislativa la iniciativa que no busca legalizar el consumo de mariguana, sino darle prioridad cero a quienes porten hasta 30 gramos y sin criminalizar a los consumidores.

El asambleísta dijo que datos del Centro de Investigación y Docencia Económicas señalan que entre 2009 y 2013 iniciaron 87 mil 246 averiguaciones previas por portación de mariguana simple, de las cuales 48 mil fueron por narcomenudeo y 11 mil por posesión, solo a escala nacional.

El reporte apunta que en el DF se realizaron 7 mil 500 detenciones por narcomenudeo y 5 mil 500 por posesión simple, lo que implica una pérdida de recursos económicos y humanos por iniciar la averiguación.

El estudio Política de Drogas, realizado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, encuentra que de las personas que son acusadas por narcomenudeo, cien por ciento son procesadas y 89 por ciento de los detenidos por posesión simple enfrentan un juicio penal en reclusión, detenciones que pueden ahorrarse para dar prioridad a la persecución a otros delitos.