Menos madres amamantan a sus hijos en el DF

De acuerdo con el subsecretario de la Sedesa, Román Rosales, el índice de lactancia materna disminuyó 35 por ciento en seis años.

Ciudad de México

En seis años, el índice de las madres que amamantan en la ciudad de México disminuyó un 35 por ciento, mientras que en las zonas rurales la cifra cayó hasta 50 por ciento, informó el subsecretario de Servicios Médicos e Insumos de la Secretaría de Salud, Román Rosales Avilés.

Al presidir el arranque de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el funcionario explicó que la iniciativa proviene desde la Organización de las Naciones Unidas con el fin de incentivar esta práctica en la capital del país.

Según el subsecretario de Servicios Médicos e Insumos de la Secretaría de Salud capitalina, Román Rosales Avilés, la falta de leche materna en los niños causa enfermedades gastrointestinales, deshidratación, tienen mayor riesgo de morir por enfermedades respiratorias y del oído. Además, son niños con mayor riesgo de padecer obesidad en un futuro.

Por el contrario, los beneficios de la leche materna se reflejan a lo largo de la vida.

 “Buena disposición al aprendizaje, debido a que reduce el riesgo de retraso del crecimiento, mejora el neuro desarrollo y reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta”, apuntó.

De ahí la importancia de promover los beneficios de la leche materna y enseñar en los centros de salud la forma en que se debe amamantar, así como evitar cualquier fórmula artificial o dar algún alimento que no sea el pecho de la madre.

“Practicar el alojamiento conjunto dentro de la primera hora, solo por indicación médica se suspende. Motivar a que se alimente a libre demanda. No dar fórmulas artificiales, chupones o biberones a niños alimentados con seno materno”, mencionó.

Además recomendó amamantar a los niños sin ningún otro alimento hasta los 6 meses de edad y hasta los dos años combinando ya con otro tipo de alimentos.

La Semana Mundial de Lactancia materna se celebra del 1 al 7 de agosto y fue promovida por la ONU para mejorar la salud de la población  mundial.