Niega juez suspensión de amparo a consorcio constructor de L12

Las empresas ICA, Alstom y Carso promovieron un amparo para evitar que Proyecto Metro dé por finalizado, de manera unilateral, el contrato de obra por la construcción de la Línea Dorada.
Construcción de la L12.
Construcción de la L12. (Cortesía STC Metro)

Ciudad de México

Un juez federal negó la suspensión provisional de un amparo promovido por el consorcio constructor de la Línea 12 con el que buscaba evitar que el Gobierno del Distrito Federal diera por finalizado el contrato de obra a precio alzado.

Sin embargo, el juzgado decimosexto en materia administrativa aceptó ampliar el plazo para el cobro de la fianza de dicho contrato, que es de mil 750 millones de pesos, para que las autoridades capitalinas no puedan cobrarlo hasta que no se realice una audiencia agendada para el 6 de octubre.

El 1 de septiembre, el grupo de empresas ICA, Alstom y Carso promovió un recurso para evitar que las autoridades del Proyecto Metro emitieran, de manera unilateral, la liquidación del contrato.

Sin embargo, el juzgado consideró que el amparo no procede, ya que el procedimiento que se lleva a cabo está debidamente establecido en la ley y no vulnera ninguna reglamentación constitucional.

La Ley de Obras establece que cuando se realizan obras con contratos a precio alzado y por tiempo determinado, se tienen 100 días a partir de la fecha de finalización de la obra para finiquitar los procesos, es decir, reclamar cobros pendientes.

Debido a que esa fecha estaba próxima a vencer, el consorcio constructor promovió el amparo el pasado 1 de septiembre, para evitar que se hiciera válido el artículo 57, que establece que si existe un descuerdo en el monto a pagar, la dependencia pueda ejecutarla de manera unilateral.

El 24 de septiembre Proyecto Metro anunció que había resuelto de manera unilateral finalizar el contrato con el consorcio ICA-Alstom-Carso.

Mediante un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal informó que el juzgado determinó que "de otorgarse la suspensión provisional se impediría la continuación del procedimiento y las autoridades no podrían realizar los actos necesarios para su conclusión", con lo que se impediría la conclusión del procedimiento.

De finiquitarse el contrato, el consorcio podría enfrentar una penalización de hasta mil 758 millones de pesos, ya que la Dirección de Administración de Contratos del Proyecto Metro emitió una resolución de liquidación unilateral con respecto del contrato de construcción.

En la audiencia del 6 de octubre, las autoridades del Proyecto Metro y los representantes del consorcio comenzarán a aportar elementos para que el juez decimosexto en materia administrativa, Ricardo Gallardo Vara, decida si se deberá o no cobrar dicha fianza.