Por fallas en L12, usuarios malgastan tiempo y dinero

De acuerdo con un estudio del Metro, el tiempo de recorrido se incrementó de 43 a 60 minutos de terminal a terminal.
Las fallas provocaron el cierre del tramo elevado de la L12.
Las fallas provocaron el cierre del tramo elevado de la L12. (Cuartoscuro (Archivo))

Ciudad de México

El beneficio social que se presumió con la construcción de la Línea 12 solo duró 17 meses, y ahora los cerca de 440 mil usuarios son afectados por las fallas en la ruta porque ahora invierten más tiempo y dinero en sus traslados.

El tramo cerrado va de Tláhuac a Atlalilco, pero pasajeros que viajan entre esta última y Mixcoac también sufren los estragos: trenes que circulan a baja velocidad y la frecuencia lenta entre uno y otro convoy, aunado al aumento de traslado de 35 a 60 minutos.

De acuerdo con un análisis de la Línea 12 realizado por el Sistema de Trasporte Colectivo (STC), del cual MILENIO tiene copia, los problemas que registra la Línea 12 del Metro han “degradado significativamente la calidad del servicio.

“El servicio ha sido impactado por las averías presentadas en los sistemas de vías, aparatos de vía, alimentación eléctrica y mando centralizado. Asimismo, los tiempos de recorrido se incrementaron de 43 a 60 minutos de terminal a terminal, degradándose significativamente la calidad del servicio”.

Gloria Flores y Cristian González, usuarios entrevistados, señalaron que cuando operaba la Línea 12 gastaban 20 pesos ida y vuelta, y ahora desembolsan cerca de 40 para llegar a sus destinos.

Las autoridades del STC informaron que la Línea Dorada redujo en más de 70 por ciento el tiempo de traslado.

Eso fue a partir del 30 de octubre de 2012, con el inicio de operación de los 25.1 kilómetros y 20 estaciones de la Línea 12. Los convoyes de la Línea 12 hacían un recorrido de terminal a terminal de 35 minutos.

Esa disminución es equivalente a, una hora de salario mínimo, que equivale a cerca de 8.50 pesos, por los cerca de 440 mil usuarios y multiplicado por los 300 días de mayor flujo de usuarios representan un ahorro de 2 mil 244 millones de pesos al año.

A dos meses que lleva detenida parcialmente la Línea 12, se ha perdido ese beneficio social de ahorro de tiempo en cerca de 384 millones pesos, 187 millones por mes.

Además, hay 264 millones en pérdidas que han desembolsado los usuarios en usar otro transporte.

La suspensión del servicio se mantendrá por lo menos hasta septiembre, confirmó el subdirector de Mantenimiento del STC, Óscar Díaz Palomas.

De enero al 11 marzo de 2014, las averías que presentaron diversos sistemas como el de vías “agudizaron” la degradación del servicio.

Principalmente, se aumentó el tiempo de recorrido de terminal a terminal en más de 70 por ciento, según el estudio realizado por el STC.

“(Los incidentes) implicaron afectaciones importantes a la operación de la línea, a la degradación del servicio y generando el empleo de recursos económicos adicionales para proporcionar la atención de los usuarios”, indica el dictamen del STC.