Ocho juegos para días lluviosos

Con las vacaciones en la puerta, tendrás a tus hijos con mucho tiempo libre. Aquí te recomendamos algunas actividades para disfrutar aún en los días con lluvia.
Hay diferentes actividades que puedes realizar con tus hijos durante sus vacaciones.
Hay diferentes actividades que puedes realizar con tus hijos durante sus vacaciones. (Shutterstock)

Ciudad de México

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, tendrás a tus peques en casa con mucho tiempo libre y aunque sería óptimo que realizaran actividades al aire libre y mucho ejercicio, sabemos que los días lluviosos pueden echar por tierra tus planes.

Pero no te preocupes, aquí te damos cinco juegos que puede realizar en casa que harán que tus hijos se diviertan sin salir de casa, no importa si son hijos únicos o si tienes a todos tus sobrinos de visita.

PARA HIJOS ÚNICOS

Carrera de globos

Necesitas marcar un punto de salida y una meta. Dile a tu hijo que deben recorrer el camino aventando el globo hacia arriba sin que se toque el suelo, gana quien llegue primero. Si quieres puedes hacerlo más complejo, tienen que hacerlo de ida y vuelta.

Este juego también funciona si tienes más niños, solo divídelos en dos equipos.

Juegos de colores

Debes decirle a tu hijo que recorra la casa buscando un objeto de un color determinado, por ejemplo, rojo. Así tu peque deberá recorrer la casa hasta llevarte un objeto de ese color, o puedes utilizar letras, es decir, un objeto cuyo nombre comience con la letra "C", para que tu hijo busque cobijas, cucharas, cojines, etc.

Es muy importante que le expliques a tu niño que hay objetos peligrosos que no debe llevarte como los cuchillos, las ollas sobre la estufa o las lámparas, pues puede lastimarse.

Juego del castillo

Si caen truenos y relámpagos, ayuda a tu peque a superar sus miedos con este divertido juego. Solo necesitas algunas sábanas viejas y mucha imaginación, apóyalo a construir un castillo con las sillas y las sábanas, elige un muñeco de peluche para ser un monstruo y jueguen a que éste se acerca.

Cada vez que escuches un trueno, dile que es una pisada del dragón que se acerca y cuando vean la luz del relámpago, explícale que se trata del monstruo lanzando una bocanada de fuego. Poco a poco dile que el monstruo se acerca hasta que le presentes al muñeco.

Para que pierda el miedo, cuéntale que el pobre monstruo tenía una astilla en su mano o le dolía una muela y por eso hacía esos ruidos y lanzaba fuego. "Ayúdale" al monstruo a quitarse la astilla o dale "medicina" para el dolor de muelas.

Tu hijo no sólo aprenderá que no hay nada que temer cuando llueve, sino que también sabrá la importancia de ayudar a los demás.

Dibujos a ciegas

Vas a necesitar hojas y lápices. Escribe en varios papelitos los nombres de objetos y animales, dóblalos y mételos en una bolsita. Deben sacar un papel sin mostrarlo al otro, entonces se vendarán los ojos y deberán dibujar el objeto que dice el papel.

Gana quien adivine más objetos.

Conociendo a la familia

Vas a utilizar cartulinas u hojas de gran tamaño. Dibuja junto a su hijo el árbol genealógico de tu familia, así ayudarán a tu peque a conocer quiénes son sus antepasados y podrás utilizar el juego para contarle historias sobre tu infancia o la de sus abuelos.

Si tienes fotos, puedes colocarlas en las hojas para que tu hijo conozca a sus familiares, además aprenderá más sobre las relaciones de parentesco.

JUEGOS COLECTIVOS

Si además de tu hijo tienes de visita a más niños, puedes intentar algunos de estos juegos:

Juego de gestos

Siéntense en círculo para que todos puedan verse, vas a necesitar una pelota o un muñeco pequeño que puedas arrojar. Comienza a hacer caras chistosas y lanza la pelota (o el juguete) a uno de los niños que deberá recibir la pelota y hacer más caras chistosas.

Cada jugador deberá lanzar recibir la pelota hacer una cara chistosa y lanzarla nuevamente a otro jugador, el reto es contener la risa y no tirar la pelota. Quien no atrape la pelota o se ría de las caras se va eliminando del juego, debes seguir así hasta tener un ganador.

Juego de la canasta

Con este juego ejercitarás su memoria, vas a necesitar una canasta o caja y varios objetos que puedas meter en ella, así como una manta, hojas y lápices.

Primero coloca todos los objetos en la canasta y muéstrasela a los niños, dales 10 segundos para verla y luego cúbrela con la manta. Pide a los niños que escriban todos los objetos que recuerden, gana quien escriba el mayor número de cosas que había en la canasta.

Para variar, puedes salir de la habitación y cambiar o eliminar objetos para jugar más rondas.

Charadas

Este es un clásico que nunca pasará de moda. Escribe en varios papelitos acciones a realizar, por ejemplo, bañarse, barrer, pasear al perro o peinarse, dobla esos papelitos y mételos dentro de una bolsa. Divide a los niños en dos equipos, uno de los peques deberá sacar un papel de la bolsa y actuar la acción que está escrita allí mientras los otros adivinan de qué acción se trata.

Gana quien adivine más. Para hacer variaciones podrías hacer papelitos con animales. Recuerda que la regla principal de las charadas es que la persona que está actuando no puede hablar ni dar pistas a los otros.