Aumenta inversión hotelera en DF

Un nuevo cuarto de hotel se construye cada dos días en la Ciudad de México. Placer es el nuevo imán para este centro de negocios. 

México

Y llegó el día en que la Ciudad de México se convirtió en la capital cultural, gastronómica y turística de toda América Latina.

Es esta ciudad a la que los empresarios más importantes del ramo hotelero anunciaron en 2012 con bombo y platillo la inversión de 160 millones de dólares (mdd) para la construcción y desarrollo de nuevos hoteles en la ciudad.

El compromiso sigue en pie, tan es así que según datos de la Secretaría de Turismo del Gobierno del Distrito Federal, en lo que va del 2014 han sido invertido más de mil millones de pesos, generando 229 nuevos cuartos de hotel, un promedio de una nueva habitación en la ciudad cada dos días.

Estos resultados se dan tras la reconversión de la estrategia turística por parte del gobierno capitalino, misma que transformó a la ciudad no sólo en un enorme centro de negocios, sino también en un lugar para disfrutar de sus monumentos históricos, museos y sitios turísticos.

Así, tan sólo en 2013, el Distrito Federal recibió a 12.5 millones de visitantes, de los cuales el 80% fueron nacionales y el 20% restante extranjeros, cifras muy por encima de ciudades como Buenos Aires, Río de Janeiro y Sao Paulo, y Lima.

“El giro de la ciudad era eminentemente de negocio y debíamos cambiarle la vocación a una ciudad turística”, explica Miguel Torruco Marqués, actual secretario de Turismo, “en menos de dos años se logró el propósito: el 60% de los visitantes es por turismo y el 40% vienen por negocios”.

Precisamente una de las grandes fortalezas para el crecimiento del sector turístico ha sido la sinergia entre empresarios de la industria hotelera y el mismo gobierno local.

“Nuestro plan estratégico de negocios siempre va a ir de la mano al plan de negocios de esta ciudad que tiene una gran diversidad”, explica Gerardo Murray, vicepresidente regional de Distribución y Mercado para México, Latinoamérica y el Caribe de IHG, grupo hotelero que entre sus principales marcas se encuentran los hoteles Intercontinental, Holiday Inn y Crowne Plaza, entre otros. “La Ciudad de México es una ciudad plenamente de negocios, pero tiene esa posibilidad de recibir a grandes viajeros de placer porque tiene muchísimos atractivos”.

La ciudad, con una oferta actual de 49 mil 729 cuartos de hotel, además de ser un destino de negocios, también ha explotado su potencial cultural: es la segunda ciudad con más museos en el mundo -se cuentan 198 en toda la mancha urbana-, nueve zonas arqueológicas, más de mil monumentos y edificios virreinales y cuatro declaratorias de Patrimonio de la Humanidad otorgadas por la UNESCO. Esto sin contar que ocupa el cuarto lugar mundial en espectáculos, tan sólo detrás de Broadway, en Nueva York, Madrid, en España y Londres, Inglaterra. “Todo eso lo hemos cacareado en el extranjero”, afirma Torruco.

Las ofertas cultural y gastronómica, además de la de negocios, son algunas de las razones por las que el sector privado mantiene altos niveles de confianza en la Ciudad de México para invertir. “La ciudad no se va a detener, va a seguir siendo uno de los núcleos de atracción más importantes”, dice Murray y explica que la confianza crece por los planes estratégicos de desarrollo en infraestructura y comunicación que mantiene el gobierno local, por lo que la industria hotelera seguirá buscando atender las crecientes demandas.

Y es que en esta zona metropolitana de más de 20 millones de habitantes y que concentra las actividades políticas, gubernamentales, sociales y culturales más importantes del país, tiene al menos cinco zonas de negocios bien definidas.

Murray explica que la actual explosión de Paseo de la Reforma como un núcleo no sólo de negocios, sino también turístico, ha provocado que los inversionistas lo volteen a ver como un punto clave. Asimismo, Polanco y el área alrededor del World Trade Center, en Insurgentes Sur, también han crecido como lugares importantes en el desarrollo hotelero y, en las delegaciones del sur, como Coyoacán, Tlalpan y Xochimilco la industria farmacéutica encontró el sitio de negocios ideal.

Sin embargo, Santa Fe, núcleo creado específicamente para concentrar uno de los parques industriales más importantes del país, se ha convertido en un lugar clave para los hoteleros.

IHG, anunció la apertura de un nuevo hotel Holiday Inn en la zona, con una inversión aproximada de 10 mdd y que abrirá sus puertas a inicios del próximo año, este sería el tercer hotel de la compañía funcionando solamente en Santa Fe.

Asimismo, la cadena de Hoteles Hilton realizó una inversión de 409 millones de pesos al ampliar su oferta a 260 habitaciones en la misma zona, señala la secretaría de Turismo local.

Pero son las cadenas de hoteles de bajo costo los que han buscado nuevos nichos de negocio. Un ejemplo es City Express que recién el mes pasado inauguró su hotel número 88 ubicado a tan sólo unos pasos de la Central de Abastos de la ciudad, convirtiéndose en una de las primeras grandes empresas que deciden establecerse en la zona. Para este hotel, con 124 habitaciones, se invirtieron 135 millones de pesos, indica Torruco Marqués.

Los mismos datos del gobierno local, revelan una inversión de 100 millones de pesos de la cadena Hoteles Ibis, perteneciente al grupo francés Accor, que como parte de su plan de expansión en el país construyó un nuevo hotel de 70 habitaciones en el Distrito Federal. Adicional a esto, para 2015 la misma empresa hará una inversión extra de 28 millones de pesos para ampliar su oferta con 144 habitaciones más.

Block Suites es otro hotel que recién se estrenó en la ciudad. Con 40 habitaciones en la colonia Roma Norte, la empresa invirtió 40 millones de pesos.

En conjunto, la inversión total de la industria para 2014 cerrará en unos mil 29 millones de pesos (poco más de 79 mdd), casi la mitad de los 160 mdd que se anunciaron hace dos años y que han convertido al Distrito Federal en el centro neurálgico del desarrollo turístico del país y en una de las ciudades más atractivas para visitar en el continente.