Termina contrucción de huertos en el DF

Se implementaron cuatro huertos y un compostero en instituciones públicas, informó el jefe delegacional de Venustiano Carranza, José Manuel Ballesteros.

Ciudad de México

Como un recurso de aprendizaje para reforzar temas de alimentación, nutrición y seguridad alimentaria, la delegación Venustiano Carranza concluyó la instalación de cuatro huertos escolares, en escuelas públicas.

El Jefe delegacional, José Manuel Ballesteros informó que en los huertos se busca producir alimentos y fomentar en los niños una cultura de reutilización de residuos sólidos.

"Ya se concluyó la instalación de cuatros huertos y un compostero en el Jardín de Niños Itzama y un enorme huerto de 100 metros cuadrados en el Internado Madero, y próximamente se implementará uno en la escuela Hermenegildo Galeana", anunció el delegado.

"Estamos obtenido frutos, como en el Jardín de Niños Itzama, que está ubicado en la colonia Arenal, cuarta Sección, se van a cosecharon jitomates y su compostero se produce con los residuos sólidos que los propios niños producen al consumir sus alimentos".

En el Internado Madero, el huerto está diseñado para que se puedan cosechar zanahorias, coliflor, lechuga y calabazas, entre otros productos.

Para desarrollar este programa, autoridades delegacionales están recorriendo las escuelas públicas de la demarcación y ofreciendo las ventajas de tener un huerto escolar.

Una vez que el plantel educativo desea tener el esquema e implementa un espacio para su desarrollo, personal de la Dirección de Servicios Urbanos plantea una serie de pláticas de separación de residuos sólidos, para después construir el huerto con la colaboración de los niños.

"Para establecer el huerto, personal de la delegación lleva la tierra, fertilizantes y los niños llevan las semillas para sembrar, es fundamental enseñar a los pequeños el uso de los residuos sólidos, para que ellos mismos tengan conocimiento que es posible fabricar un huerto que a la vez produzca alimentos, que conozcan que en la ciudad es posible producir vegetales, legumbres o frutas", comentó Ballesteros.

Después de instalado el huerto, las autoridades realizarán visitas cada 15 días para supervisar cómo va el desarrollo del sistema, pero realmente lo primeros en llevar un seguimiento con los niños para que aprenden cómo se producen los alimentos.