Apuesta GDF por acabar con procesos largos, llegan juicios orales

El nuevo Sistema Procesal Acusatorio busca terminar con los procesos engorrosos, aunque por ahora solo se aplicará a los delitos no graves que se persiguen por querella.
Ceremonia en el Altar a la Patria.
Ceremonia en el Altar a la Patria. (@ManceraMiguelMX)

Ciudad de México

Los juicios orales llegaron a la Ciudad de México. La apuesta es terminar con los procesos largos y engorrosos, pero por el momento, el nuevo Sistema Procesal Acusatorio será para los delitos no graves que se persiguen por querella.

Y es que aunque la reforma constitucional establece el mes de junio del 2016 para implementar la oralidad, las autoridades capitalinas decidieron comenzar con ilícitos como lesiones que no ponen en peligro la vida, fraude, hostigamiento sexual, allanamiento de morada, violación de correspondencia.

También están contemplados los robos de cuantía menor y donde no esté implícita la violencia, ataques a la paz pública, abuso de confianza, abandono de personas; violencia familiar; discriminación; amenazas, entre otros.

Durante la ceremonia en el Altar a la Patria, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, reiteró que los avances que presenta el nuevo sistema son muchos, entre ellos el que los jueces escucharán por primera vez a los ciudadanos, pero sobretodo se pondrá fin a "siglos de una justicia criminal escrita que propiciaba procesos muy prolongados".

"Los avances que presenta el nuevo sistema son muchos, pero entre los más importantes está que las personas en caso de accidentes viales podrán abstenerse de acudir al Ministerio Público cuando se vean impedidos a llegar a un acuerdo.

"En lugar de enfrentarse a la posibilidad de ser parte de un proceso penal, tendrán desde este viernes la opción de acudir frente a un árbitro que apoyado por muchos especialistas mediará entre las partes para alcanzar un acuerdo pronto y conveniente", dijo.

En el mismo tenor lo explicó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Edgar Elías Azar, quien vaticinó que si la mediación es aplicada y aceptada por los actores de un proceso, serán pocos los juicios que terminen en una sentencia.

Lo anterior, debido a que la ley permite que los delitos no graves que se persiguen de querella, la víctima puede otorgar el perdón, una vez que su daño haya sido subsanado.

Al respecto, estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del DF indican que estos ilícitos menores representan en conjunto el 58 por ciento de la incidencia delictiva que se registra en la ciudad.

"Para iniciar este nuevo sistema no solo tuvimos la necesidad de tener juzgados con nuevo diseño o sistemas informáticos de apoyo, sino que ha sido un cambio de mentalidad con el que ahora nuestros funcionarios operarán", insistió Mancera.

El TSJDF, la Procuraduría capitalina, la Secretaría de Seguridad Pública local, Defensoría de Oficio, Subsecretaría de Sistema Penitenciario son las dependencias inmersas en el nuevo Sistema Procesal Acusatorio.