Fallas en L12 fueron por problemas en su diseño

El reporte de la empresa Systra indica que existen defectos en los rieles y vías fijadas incorrectamente, así como materiales contaminados.
Las obras en la Línea 12 fueron realizadas con materiales contaminados, lo que podría haber generado el desgaste.
Las obras en la Línea 12 fueron realizadas con materiales contaminados, lo que podría haber generado el desgaste. (Cortesía Secretaría de Obras)

Ciudad de México

La empresa Systra, contratada por el Gobierno del Distrito Federal para analizar las fallas de la Línea 12 del Metro, advirtió que los problemas de desgaste ondulatorio pueden ser por problemas de diseño y realización o a consecuencia del comportamiento del riel y la rueda.

En el reporte presentado por la empresa, del que Milenio tiene copia, señaló que en el análisis de los elementos del sistema de vías realizado, encontraron que había defectos en el los rieles, que fueron traídos de Europa, con un desgaste ondulatorio lateral y vertical, además de deformaciones del metal y fisuras.

También encontraron defectos en soldadura de rieles, durmientes fisurados y desgastados, fijaciones de vías incorrectamente apretadas, balasto contaminado, problemas en la geometría de las vías.

El segundo informe sobre las fallas de la Línea 12 del Metro, que fue realizado por las empresas francesas TSO y Systra, incluye más medidas correctivas para la rehabilitación.

La Secretaría de Obras indicó que no está facultada para fincar responsabilidades  por las fallas en la Línea 12, así como tampoco puede emitir sanciones, por lo que los informes de Systra solo reportan qué originó los problemas y cómo corregirlos.

El Secretario de Obras ha señalado que este reporte informaría si existían problemas de diseño y ejecución de la obra, lo cual será notificado a la Consejería Jurídica y a la Contraloría del Distrito Federal, que determinarán quiénes son los responsables por el cierre de la Línea Dorada.

En un comunicado, la Secretaría de Obras indicó "que el diagnóstico busca trascender un listado de fenómenos detectados y, en cambio, llegar al origen del problema para evitar que fallas visibles, como el desgaste ondulatorio en las vías, se presenten en un futuro".