Extiende GDF contrato con consorcio constructor de L12

La relación contractual se prorrogó hasta el 15 de septiembre, a fin de poner en marcha la Línea Dorada; la Consejería Jurídica indicó que el consorcio solicitó ampliar el plazo.
Deficiencias y omisiones en dependencias capitalinas y el consorcio constructor de la Línea 12 del Metro se hicieron evidentes con el informe de la Comisión Investigadora de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.
El contrato del GDF con el consorcio constructor se amplió dos meses. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

El Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF) y el consorcio constructor de la Línea 12 del Metro, integrado por ICA, Carso y Alstom, acordaron extender al 15 de septiembre el contrato, para poner en marcha la línea.

La prórroga en el plazo de la liquidación del contrato de construcción y puesta en funcionamiento de la Línea Dorada fue solicitada por el consorcio, con el fin de contar con los estudios técnicos de TSO y SYSTRA sobre las causas de las fallas presentadas en el tramo elevado, detalló la Consejería Jurídica de Servicios Legales.

La Consejería destacó que la suspensión de liquidación del contrato de ICA, Carso y Alstom se acordó 57 días atrás.

El PMDF y el consorcio acordaron instalar dos mesas de trabajo a partir de la próxima semana a fin de abordar, entre otros puntos, el plan de rehabilitación de la Línea Dorada.

En la primera mesa, el gobierno capitalino, a través del PMDF y la Consejería Jurídica, y el consorcio constructor analizarán los conceptos y montos que conforman la liquidación.

En tanto, la segunda mesa se enfocará a la funcionalidad e implementación del programa de puesta en marcha de la Línea 12, en la que intervendrán el Proyecto Metro, la Consejería Jurídica, el STC Metro, la Contraloría General del DF, el consorcio constructor y las empresas TSO y SYSTRA.

La Consejería destacó que se mantiene vigente la fianza por vicios ocultos, trabajos mal ejecutados y otras responsabilidades contempladas en el contrato de la Línea 12, la cual no ha sido necesario hacer valer porque el contrato con el consorcio constructor está en la etapa de liquidación y contempla un programa de rehabilitación.

Mientras que el contrato con CAF prevé que cualquier ajuste que se necesite hacer a los trenes de la Línea Dorada se podrá solicitar, indicó en una entrevista José Ramón Amieva, titular de la Consejería.

"Los alcances técnicos que se tengan que hacer tanto para la empresa arrendadora de trenes como con el consorcio constructor se les requerirán pero, obviamente, todo es de acuerdo con los contratos que ya existen", declaró el pasado 28 de junio.