Da seguimiento CDHDF a detenciones por hechos en Palacio Nacional

El organismo local dijo que está en contacto permanente con quienes fueron detenidos, así como con sus familiares, para desahogar las quejas que se interpusieron por los hechos ocurridos el sábado.
Jóvenes incendiaron la puerta de Palacio Nacional
Jóvenes incendiaron la puerta de Palacio Nacional (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal inició una queja de oficio por las detenciones ocurridas tras los hechos del sábado, cuando un grupo de jóvenes intentó quemar la puerta de Palacio Nacional y dio a conocer que mantiene comunicación permanente con algunos de los detenidos.

La citada queja quedó radicada en la Primera Visitaduría de esa Comisión, la cual solicitó información a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal desde el día que acontecieron los hechos.

Después de que informaciones periodísticas dieran cuenta del intento de incendiar la puerta de Palacio Nacional se realizaron diversas gestiones telefónicas con el personal de la Dirección General de Derechos Humanos de la SSPDF, a fin de obtener información respecto a lo ocurrido, así como de las personas que en su caso estuvieran detenidas.

Además, se solicitaron, mediante oficio, medidas precautorias a los servidores públicos involucrados en la detención de las personas que presuntamente intervinieron en dicho acto, a fin de que a la brevedad fueran puestas a disposición de la autoridad competente.

También se pidió el resguardo de los videos de las cámaras de vigilancia de la SSPDF dirigidas hacia Palacio Nacional, y hacia las calles donde se llevaron a cabo las detenciones.

Debido a que se desconocía el lugar al que habían sido puestas a disposición las personas detenidas, durante la madrugada del 9 de noviembre se entabló comunicación con el Juzgado Cívico CUH-4, donde el juez en turno refirió que no habían recibido ninguna persona detenida relacionada con estos hechos, información que Visitadores Adjuntos corroboraron al trasladarse personalmente a dicho lugar.

De manera paralela, se realizaron gestiones ante la Dirección General de Derechos Humanos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Personal de esta dependencia se comunicó a las diversas Coordinaciones Territoriales de Seguridad Pública y Procuración de Justicia (CUH-2, CUH-4, CUH-5 y a la Fiscalía Central de Investigación de la Agencia 50 del Ministerio Público), todas de la PGJDF, para tratar de ubicar a posibles detenidos; sin embargo, no se presentó a nadie relacionado con el caso, situación que también fue corroborada por personal de la Dirección General de Quejas y Orientación.

En la madrugada del 9 de noviembre la CDHDF recibió quejas por dos peticionarios, en virtud de que se les negaba información sobre la situación jurídica de familiares detenidos en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Al respecto, se captaron las quejas y fueron remitidas vía fax a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de acuerdo con el principio de concurrencia.

Se tuvo conocimiento que todos los detenidos fueron puestos a disposición de la SEIDO, situación que fue informada a los peticionarios que se comunicaron con personal de guardia del organismo.

A las 12:45 horas de ese día, se recibieron tres quejas presentadas de manera personal, de quienes afirmaron que sus familiares continuaban puestos a disposición de la SEIDO y aún no conocían detalles de su detención ni de la acusación que obraba en su contra, por lo que las quejas también se remitieron a la CNDH.

Ayer por la mañana, se recibió información en el sentido de que todos quienes habían sido remitidos a la SEIDO, habían quedado en libertad.

La CDHDF mantendrá permanente comunicación con las personas detenidas y con sus familiares, desahogando las quejas que se han interpuesto.