Proponen al GDF convertir vehículos a gas natural

La empresa Fenosa propone instalar de inmediato 10 estaciones y desarrollar la infraestructura necesaria en un plan a 20 años. El gas tiene mayor octanaje y cuesta la mitad que un litro de gasolina.
Actualmente, sólo algunos vehículos de transporte público utilizan gas natural.
Actualmente, sólo algunos vehículos de transporte público utilizan gas natural. (Cuartoscuro (Archivo))

Ciudad de México

Con el fin de ofrecer una alternativa de movilidad más eficiente y de bajas emisiones, la empresa Gas Natural Fenosa propone reconvertir los 4.5 millones de vehículos que circulan en el Distrito Federal a Gas Natural Vehicular (GNV).

De concretarse ese objetivo el Gobierno del Distrito Federal alcanzaría 65 por ciento de la meta de mitigación presentada en su Plan de Acción Climática 2020, de acuerdo con René Sánchez, responsable del Proyecto de Expansión de Gas Natural Vehicular.

Gas Natural Fenosa pone a disposición de las autoridades ese plan a 20 años en el que se prevé la instalación inmediata de por lo menos 10 estaciones y desarrollar toda la infraestructura y los talleres de reconversión necesarios.

Con ello se lograría un importante beneficio para la Ciudad de México, pues la combustión de GNV es tan eficiente, dijo, que permitiría la reducción de más de 90 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) como el CO2 y el ozono.

Entre las bondades del carburante destacó que también se reduciría el gasto por tanque lleno hasta en 50 por ciento o más, considerando que el gas natural tiene un costo de seis pesos el litro contra los más de 12 pesos de la gasolina actualmente.

Además ese combustible posee un mayor octanaje que las gasolinas que se venden en el mercado, ya que mientras que la Magna tiene 87 octanos y la Premium 92, el GNV ofrece hasta 102 octanos por litro equivalente.

En cuanto a la eficiencia del carburante, aseguró que posee más bondades que los combustibles tradicionales ya que no contiene metales ni azufre, lo que se traduce a su vez en una mejor combustión y se reduce el desgaste del motor, así como los ruidos que emite.

Sobre la preocupación que pudiera existir entre los usuarios sobre una existencia mayor de gasolineras que estaciones de gas natural, advirtió que la conversión que proponen permite dejar el vehículo en modo dual.

Esto quiere decir que el vehículo opera con ambos combustible, de manera que puede circular con gas natural en la ciudad y en cuanto éste llegue a 15 por ciento de la reserva cambia automáticamente a combustión de gasolina y viceversa.

Así los conductores pueden estar tranquilos cuando salen a carretera ya que pueden seguir recurriendo a la gasolina tradicional cuando viajan fuera de la ciudad.

René Sánchez planteó que de acuerdo con las nuevas normas establecidas en cuanto al Hoy No Circula, el vehículo se haría acreedor a una calcomanía "0" o "00" si es nuevo, ya que sus emisiones se reducen hasta 90 por ciento.

Respecto al costo de convertir un vehículo de gasolina a GNV, estimó que se requeriría una inversión aproximada de mil 300 dólares, y dependiendo de las condiciones de uso del vehículo podría hacerse rentable en los cuatro primeros meses.

Actualmente Monterrey es de las ciudades con más acciones aplicadas en ese concepto, con cuatro estaciones de servicio y un sistema de transporte denominado Ecovía con 80 vehículos que usan GNV.

En el Distrito Federal sólo existen 40 camiones con ese sistema que ofrecen servicio eficiente de Santa Fe a Balderas, aunque contra 4.5 millones de vehículos de la ciudad su aportación es mínima.

Enfatizó que por ello Gas Natural Fenosa ha diseñado ese programa en el que será muy importante la participación del gobierno para impulsar ese cambio.