Autos eléctricos o híbridos, “una opción mínima” en el DF

Los principales problemas que enfrentan los usuarios de estos vehículos son la falta de infraestructura pública para recargarlos y los pocos incentivos gubernamentales para adquirirlos, por lo que ...
Luis Manuel Guerra, presidente del Inaine.
Luis Manuel Guerra, presidente del Inaine. (Sara Escobar/Archivo)

México

El uso masivo de los autos eléctricos en la Ciudad de México se demorará por lo menos cinco años, pues actualmente cuestan entre 380 mil y 700 mil pesos; además no hay infraestructura necesaria para un manejo sostenido ni los incentivos gubernamentales necesarios.

El presidente del Instituto de Asistencia en Investigaciones Ecológicas (Inaine), Luis Manuel Guerra, calcula que se venderán como máximo 2 mil 500 unidades en 2014, que significa un número marginal en comparación con el parque vehicular actual.

Según el Estudio de Viabilidad en Infraestructura y Desarrollo de los Vehículos Eléctricos en la Ciudad de México, elaborado por dicha institución, el costo de la energía que necesita un automóvil de baterías para circular durante un mes es 60 por ciento menor respecto al de un coche que consume gasolina.

La investigación señala que, en promedio, un vehículo circula mil 510 kilómetros al mes, lo cual representa un gasto de 694 pesos para los autos eléctricos, mientras que un vehículo de cuatro cilindros tiene que pagar mil 694 pesos por concepto de gasolina y la cifra aumenta si la unidad es de seis cilindros, pues el costo llega hasta los 2 mil 586 pesos.

Guerra explica que la disminución se logra mediante una tarifa especial que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) brinda a las personas que adquieren este tipo de vehículos.

A pesar del ahorro, uno de los principales problemas que tienen los usuarios de autos eléctricos en el DF es la poca infraestructura pública para recargar, ya que solo hay tres puntos en la capital.

La primera planta de alimentación se colocó en el Centro Histórico, otra en la Fuente de la Cibeles y la más reciente en Patio Universidad.

La mayoría de los proyectos para construir centros de recarga proviene de la iniciativa privada, con empresas como Nissan, BMW, Walmart y Bimbo.

Estímulos

Aunque el Gobierno del Distrito Federal no ha anunciado ningún tipo de apoyo económico para adquirir autos eléctricos o híbridos, estos coches están exentos de la verificación vehicular, lo que representa un ahorro anual de 800 pesos, y tampoco pagan el impuesto sobre el auto nuevo.

Los esfuerzos más grandes provienen de algunas dependencias del gobierno federal y empresas privadas que generan incentivos para aumentar la demanda de esta tecnología entre la población.

El Inaine mantiene negociaciones avanzadas para que estos automóviles circulen gratuitamente por los segundos pisos y la Supervía; también hay contacto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que no paguen peajes en las casetas de entrada y salida al Distrito Federal.

Por otra parte, la cadena departamental Walmart ofrecerá en sus estacionamientos lugares especiales y colocarán cargadores gratuitos para sus usuarios. Incluso las distribuidoras de autos eléctricos ofrecerán un bono de 20 mil pesos para adquirir los vehículos.

A diferencia de México, los gobiernos europeos ofrecen atractivos incentivos a los ciudadanos para que adquieran esta tecnología.

En Noruega se han vendido más automóviles de este tipo que en ningún otro país, lo anterior se debe a que esta nación brinda el mayor nivel de apoyo en el mundo para comprarlos.

El Estado financia con 6 mil euros (102 mil pesos) la adquisición de estos autos; los consumidores no pagan IVA, tampoco se aplican impuestos derivados de la compra de un auto nuevo; circulan gratuitamente en todas las carreteras y tienen carriles exclusivos en Oslo. Además, la infraestructura de recarga para estos vehículos asciende a 3 mil 500 puntos, la mayoría de ellos de uso gratuito.

En Francia las personas que se animan a comprar un auto eléctrico reciben un estímulo de 7 mil euros (cerca de 120 mil pesos), que representa 35 por ciento del valor del automóvil en dicho país.

Ambas naciones se encuentran entre las cinco con más automóviles vendidos en el primer trimestre de 2014. En Noruega 5 mil 291 personas circulan sin emitir ningún tipo de contaminantes; seguido por Alemania, con mil 732, y Francia, con mil 235 vehículos adquiridos.

A pesar de los rezagos que presenta nuestro país y de los pocos incentivos que ofrecen los gobiernos estatales, el titular del Inaine sostiene que "el auto eléctrico encaja perfectamente dentro de las necesidades de una ciudad sobresaturada, con graves problemas de congestionamiento y de contaminación".

Resalta que estos coches son "una opción válida, pero mínima", si no se mejoran los medios de transporte público en el DF.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]